Desconcertado, el mercado local quedó al margen del rebote global

Fuente: Archivo - Crédito: TONY GOMEZ/DyN
La convocatoria a otro canje de deuda en pesos, amplio y que incluye letras recién emitidas, puso en guardia a los inversores
Javier Blanco
(0)
18 de marzo de 2020  

Mientras los mercados del mundo (a excepción de los asiáticos) hallaron ayer en las medidas lanzadas por las potencias para tratar de aminorar el impacto de la pandemia en la economía una excusa para ensayar un rebote, la plaza local lo miró casi desde afuera.

La tasa de riesgo argentino volvió a subir para instalarse ya por encima de los 3600 puntos, mientras los precios de los bonos (tanto los emitidos en pesos como los colocados en moneda extranjera) siguieron cayendo en picada porque a las dudas que generan las demoras en el proceso de reestructuración de la deuda externa (ayer Economía extendió hasta el próximo miércoles 25 el plazo para que los tenedores informen sus tenencias) se sumaron las generadas por el llamado a canjear tenencias en pesos, dado que se incluyeron hasta algunos títulos emitidos hace pocos días por la actual administración, lo que agregó desconcierto.

Adicionalmente, el principal índice de precios de Bolsas y Mercados Argentinos (ByMA) cerró virtualmente neutro (con leve recuperación final del 0,5%), aun cuando la mayoría de los ADR que se operan en Nueva York lograron ayer recuperar valor, como en el caso de los de Corporación América (+18,5%), que venían de hundirse 35%; Pampa Energía (+12,6%), y Banco Macro (+11,2%).

Esa dicotomía deviene de la fuerte ponderación que mantiene en el índice S&P Merval un papel como el de YPF (cayó 9,87%), presionado además ayer por la sostenida caída del crudo (-4% el Brent y -6% el WTI), y la presión bajista que sumaron los repliegues de Telecom (-9,9%) y Edenor (-6,7%), entre otros, lastres que apenas alcanzaron a ser contrarrestados por las alzas de la mayoría de los restantes papeles.

Lo más relevante, no obstante, fue el generalizado castigo que sufrieron los bonos, que localmente retrocedieron del 2% al 6% pese a haber bajado fuerte también anteayer. El mercado huye del riesgo público argentino porque a la acotada capacidad para generar flujos de fondos para cumplir con los pagos se sumaron los efectos del coronavirus, "cuando el país enfrenta una acumulación gigantesca de vencimientos en el corto plazo que hacen imposible el pago", explicó Joaquín Candia, analista de Rava.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.