Desconcierto en líneas aéreas y agencias de turismo en el inicio del nuevo régimen de la AFIP

Las empresas no sabían cómo aplicar el nuevo recargo del 20% y varias aerolíneas no lo cobraron; para los contribuyentes, surgen más complicaciones
Martín Kanenguiser
(0)
20 de marzo de 2013  

Las empresas de turismo arrancaron ayer atontadas con el nuevo régimen que las obliga a actuar como agentes de retención del recargo del 20% para los viajes al exterior y creen que habrá algún freno temporal en la demanda, que se recuperará mientras siga la amplia brecha entre el dólar oficial y el paralelo.

Agencias de viajes, aerolíneas y cámaras del sector consultadas por LA NACION, un día después del arranque del nuevo régimen que generalizó el pago de este excedente a todos los paquetes y subió la tasa del 15 al 20%, coincidieron en subrayar su confusión para implementar la medida.

De hecho, ayer, la mayoría de las aerolíneas extranjeras no habían puesto en marcha el cobro del recargo del 20%, mientras que otras como, Aerolíneas Argentinas, lo hicieron desde el mediodía, facturando en forma manual, mientras cambian, como las otras firmas, su sistema de facturación.

Es que, como los otros eslabones del sector, ahora deben desglosar en la factura que emiten un ítem para que el viajero que paga el 20%, luego pueda reclamar su devolución ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), aunque con un año de retraso. Por 30 días, la AFIP autorizó a todas las empresas a emitir un ticket provisional, por lo que los turistas deberán volver más adelante para reclamar el comprobante fiscal correspondiente.

"Darles un mes para acomodarse a las empresas era una solución lógica para una medida que hubo que trabajar en secreto, porque no podíamos avisarla con anticipación y sabíamos que esto complicaría las ventas por unos días", comentó anoche una fuente de la AFIP. De inmediato, advirtió: "Las empresas deben saber que estamos vigilando si están facturando o no, porque desde el lunes deben cobrar todo con el 20 por ciento de recargo".

La AFIP se reunió el lunes con las agencias de turismo y ayer con las líneas aéreas; las dudas pasaban básicamente por la forma de facturación y sobre quién debe actuar como agente de retención.

Entre tanto, algunas agencias optaron por "vender lo mínimo indispensable" hasta que no quede en claro cómo se aplica el recargo, mientras que sitios online como Despegar.com estuvieron casi un día sin vender hasta que, ayer por la tarde, ya se podía ver en el portal que en las cotizaciones de sus ofertas aparecía discriminado el 20% que irá a parar a manos del Estado. También quedará en manos de la AFIP ese monto si una persona hace un pago y luego lo cancela, tal como lo explicó la Asociación Argentina de Viajes y Turismo a sus afiliadas.

"La agencia podrá reintegrar al usuario lo que dispongan las normas, pero no devolver el monto de la percepción. Ese 20% tiene que ser solicitado a la AFIP", indicó.

Sube y baja en la demanda

En cuanto a la curva de la demanda, la mayoría de los consultados cree que habrá una caída temporal hasta que los clientes se adapten al nuevo sistema, pero no esperan una debacle en la medida en que la gente siga percibiendo que viajar con este "dólar turista" es mucho más barato que hacerlo dentro del país.

Además, como la mayoría de las plazas de la Semana Santa ya estaban vendidas previamente a esta medida, aclaran que en el corto plazo no se notará un bajón.

"La duda es si van a poder adaptarse todas las agencias o sólo aquellas que trabajan con el sistema de cuotas, que seguirá teniendo una ventaja por encima del resto en un contexto de alta inflación", indicó un ejecutivo del sector, mientras preparaba su valija para viajar a la costa este de los Estados Unidos.

El otro interrogante es qué pasará cuando se les pida a todos los compradores de paquetes su CUIT o CUIL, algo que, según varias agencias, el Banco Central ya viene exigiendo desde la semana pasada.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?