Parálisis en el agro. Destraban la cadena de pagos