Destruyen transgénicos en Francia

Lo hace un grupo antiglobalización
(0)
24 de agosto de 2001  

PARIS (EFE).- El sindicato agrario Confederación Campesina, del líder contra la globalización José Bové -anteayer cumplió su amenaza de arrancar plantas transgénicas-, anunció ayer un programa de destrucción de nuevos cultivos experimentales.

La próxima etapa del calendario de arrancado de transgénicos, que se prolongará hasta mediados de septiembre, se prevé para los próximos días. Asimismo se realizarán dos acciones más la próxima semana, dijo ayer el vocero del sindicato, René Louail.

"Mantenemos los compromisos que adquirimos", subrayó Louail en alusión a la advertencia lanzada a finales de julio por este sindicato cuando indicó que destruirían campos de ensayos de organismos genéticamente modificados (OGM), que no estuvieran aislados, si el Ministerio de Agricultura no ordenaba su desaparición antes del 12 actual.

Esa advertencia se concretó anteayer en Beaucaire, en el departamento de Gard (sureste de Francia), donde unas 150 personas destruyeron mil metros cuadrados de cultivos de maíz transgénico. Según la Confederación Campesina, las dos parcelas afectadas habían sido plantadas por la sociedad agro-química Mosanto para verificar la resistencia del maíz a un producto contra las malezas.

Con estas acciones, los sindicalistas agrarios pretenden denunciar los riesgos de que las semillas de OGM se dispersen por el ambiente, como confirmó recientemente la Agencia Sanitaria de Alimentos, que encontró restos de OGM en el 41% de las muestras analizadas de maíz convencional.

El ministro de Agricultura, Jean Glavany, advirtió ayer a los miembros de Confederación Campesina que "no pueden ir por ahí como justicieros encargados de dictar el derecho en Francia". En declaraciones a la emisora "Europe 1", Glavany se manifestó, no obstante, a favor de un refuerzo de las medidas de precaución en torno de los ensayos con OGM en pleno campo y dijo que el Gobierno está estudiando alternativas. Actualmente, este tipo de ensayos se desarrollan en 35 hectáreas repartidas en 109 sitios de 30 departamentos de Francia.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?