Deuda. El Gobierno avanzará con el canje si consigue un piso de adhesión del 50%

El FMI sigue de cerca la negociación.
El FMI sigue de cerca la negociación. Fuente: Reuters
Rafael Mathus Ruiz
(0)
7 de julio de 2020  • 10:57

WASHINGTON.- El ministro de Economía, Martín Guzmán, dijo que a la Argentina le llevará tiempo recuperar el acceso a los mercados internacionales, un avance vital para poder apuntalar la economía luego de la pandemia del coronavirus, reactivar el empleo y reducir la pobreza. El Gobierno espera poder dar un paso en esa dirección con la nueva oferta de canje de la deuda, a la cual le fijó un piso de adhesión del 50% para avanzar, según el prospecto presentado ante la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, según sus siglas en inglés).

"Le tomará tiempo a la Argentina recuperar el acceso a los mercados internacionales", reconoció Guzmán en un panel sobre la pandemia y la economía mundial organizado por la Universidad de Oxford junto a las economistas jefe del Banco Mundial, Carmen Reinhart, y del Fondo Monetario Internacional (FMI), Gita Gopinath.

El jefe del Palacio de Hacienda reiteró que el Gobierno ya hizo su parte en las negociaciones y los acreedores deberán ahora decidir si toman esta "última" oferta o la rechazan, o si intentan abrir un nuevo canal de negociación. Guzmán volvió a remarcar también que el Grupo Ad Hoc, integrado por BlackRock, Ashmore y Fidelity, entre otros fondos, pidió cambios legales inaceptables para la Casa Rosada.

"No llegamos a un acuerdo con todos nuestros acreedores ante de lanzar la oferta enmendada. Hay un grupo grande de acreedores, Ad Hoc, con el que no pudimos cerrar la brecha. Hicimos nuestra parte, y decidimos lanzar la oferta. Ellos tendrán tiempo para decidir qué quieren hacer. La pelota está en su cancha", dijo Guzmán.

La conferencia virtual de Guzmán.
La conferencia virtual de Guzmán. Fuente: LA NACION

Los tres principales grupos de acreedores, el Comité de Acreedores de la Argentina, el Grupo Ad Hoc y el Grupo Exchange, liderado por el fondo Monarch, todavía mantienen el silencio sobre la nueva oferta oficial.

La presentación de Guzmán llegó unas horas después de que la Argentina diera el paso formal para avanzar con el canje al presentar el prospecto con la nueva propuesta ante la SEC de Estados Unidos. El Gobierno fijó dos criterios para avanzar con el canje. El primero, más exigente, es que la oferta reciba un respaldo agregado del 66,6% de toda la deuda a reestructurar. El segundo, más fácil de lograr, es doble: o se consigue un "piso" de al menos el 50% de los votos del agregado de los bonos de los canjes de 2005 y 2010 y de los títulos emitidos durante el gobierno de Mauricio Macri, o, si en alguna de esas dos familias de papeles no se alcanza ese umbral del 50%, el gobierno puede redesignar series de bonos y llegar al 60%.

El mensaje del Gobierno con ese "piso" de adhesión es que, aun si fracasa en lograr el umbral para gatillar las cláusulas de acción colectiva y forzar el 100% de adhesión, avanzará de todos modos al convencer a una mayoría de los acreedores, y los holdouts quedarán del lado menos líquido del universo de bonos argentinos.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) brindó otro guiño a la nueva oferta de canje de deuda que presentó el Gobierno a los acreedores es un "paso importante", y reiteró que espera un acuerdo que coloque a la deuda pública en un "camino sostenible".

La directora Gerente del Fondo, Kristalina Georgieva, habló con el presidente, Alberto Fernández, el mes pasado, luego de que se cortaron las últimas negociaciones con los principales acreedores del país. Georgieva y Fernández charlaron sobre las últimas novedades de la economía, la respuesta del Gobierno a la pandemia del nuevo coronavirus y las conversaciones entre los acreedores y la Argentina.

Gerry Rice, vocero Principal del FMI
Gerry Rice, vocero Principal del FMI Fuente: LA NACION

"La oferta revisada de las autoridades argentinas es un paso importante en el proceso de reestructuración de la deuda con sus acreedores privados", indicó hoy el director de Comunicaciones del FMI, Gerry Rice.

"Esperamos que todas las partes involucradas continúen trabajando de manera constructiva y oportuna con el objetivo de llegar a un acuerdo que coloque la deuda pública en un camino sostenible y establezca las bases para un crecimiento inclusivo y duradero en el futuro", agregó Rice.

La nueva oferta del Gobierno ofrece condiciones mucho mejores a las anteriores, y tuvo -también a diferencia de las previas- una buena recepción en Wall Street, y también por parte de economistas, empresarios argentinos, el exministro de Finanzas de Mauricio Macri, Luis Caputo -quien tuvo bajo la tutela muchos de los títulos que ahora se reperfilan- y también del exministro de Economía, Domingo Cavallo.

El éxito del canje es clave para lograr un acuerdo con el Fondo. El Gobierno pretende cerrar un acuerdo con los acreedores y avanzar luego con el organismo internacional para reestructurar el préstamo por U$57.000 millones que tomó Macri, de los cuales se desembolsaron a la Argentina alrededor de 44.000 millones de dólares. Para llegar a un nuevo programa con el Fondo, el Gobierno debe colocar a la deuda en un sendero sostenible, una de las condiciones que impone el Fondo para prestarle recursos a sus países miembros.

En el mercado señalan además que una reestructuración más exitosa tendrá un impacto directo en la letra chica y en las condiciones del programa que se termine acordando con el organismo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.