Deuda: la diferencia entre el Gobierno y los bonistas llega hasta US$6800 millones