Deuda más cara por la crisis