Deuda. Con una oferta impulsada por las normas para calmar al dólar, bajan la tasa

Economía recibió ofertas por casi $30.000 millones pero tomó sólo $ 20.000 millones para bajar el costo de endeudamiento ahora que buscará que el mercado local sea su principal fuente
Economía recibió ofertas por casi $30.000 millones pero tomó sólo $ 20.000 millones para bajar el costo de endeudamiento ahora que buscará que el mercado local sea su principal fuente Fuente: LA NACION - Crédito: Soledad Aznárez
Javier Blanco
(0)
29 de abril de 2020  • 19:50

El Gobierno logró capitalizar parte de la liquidez que quedó ociosa en el mercado al verse obligados los Fondos Comunes de Inversión (FCI) a un desarme de sus colocaciones en activos dolarizados para provocar una baja en sus costos de financiamiento local en pesos.

De este modo, comenzó a afinar el acceso a una fuente de financiamiento a la que tiene previsto recurrir de aquí en adelante cada vez más asiduamente para tratar de limitar la emisión monetaria, única fuente de recursos no impositivos del Tesoro. Además, vienen varios meses de sostenido aumento en el gasto público por las medidas de ayuda social y asistencia a las empresas para tratar de limitar el impacto económico de la extendida cuarentena.

El objetivo oficial quedó a la vista en la licitación de hoy, en la que el Ministerio de Economía, para cerrar el cronograma de emisiones de abril, ofreció a inversores suscribir nuevamente tres letras a corto plazo y un bono del Tesoro a mediano plazo, todos en moneda local. En especial, porque pese a haber recibido 215 ofertas de compra por un total de $29.157 millones, sólo aceptó el 70% de ellas por $19.998 millones, todo un dato cuando la demanda de pesos para atender cuestiones sociales o asistir a trabajadores es muy alta.

Este mecanismo, por caso, le sirvió para reducir la tasa de las Letras a Descuento (Ledes) emitidas a un mes y medio y 2 meses de 31,44% a 28,97% y de 31% a 28,48% respecto de la subasta realizada el pasado viernes con los mismo instrumentos.

En parte ese ahorro deviene de las condiciones que le permitieron a la Secretaría de Finanzas, colocar esos papeles a precios algo superiores a los indicativos informados al convocar la licitación. Por caso, la Ledes a vencer el 16 de junio ofrecida a $966,50 se colocó a $967 por cada $1000 nominales lo que, junto al menor plazo (varió de 49 a 43 días de una licitación a otra) favoreció su abaratamiento.

"Concretaron otra muy buena colocación y se dieron el lujo de no colocar todo lo que ofertaron ya que recibieron pedidos de compra por casi $30.000 millones. Esto les permitió bajar la tasa otro poco y le dará más potencial de suba a los bonos en pesos en el mercado secundario", evaluó el operador Martín Aranguren.

El dato no positivo de la colocación es que la mayor parte de los inversores que suscriben estos títulos evitan alargar el plazo, lo que los lleva a concentrarse en los instrumentos por vencer en hasta 3 meses y medio. Esto volvió a ocurrir, como se verifica al observar que el 62% de lo colocado son las Letras cortas: $3500 millones en Ledes a vencer en 43 días, otros $5248 millones en la que caduca en 88 días (el 31 de julio) y $3542 millones más en otra por vencer el 28 de agosto (114 días), vendida en este caso a una tasa del 28,20% nominal anual.

En el caso de los Bonos del Tesoro en pesos ajustados por CER (inflación) más 1,10%, título con vencimiento el 17 de abril de 2021, adjudicó $7608 millones "con un precio de corte de 1003,15 pesos y una tasa del 2%, la misma validada el viernes último.

El Gobierno tiene previsto avanzar en las próximas semanas en un plan para captar lo que denomina "liquidez ociosa" bajo administración de los bancos. Su intención es que esas entidades vuelquen parte de la liquidez que les pudieron sumar con la sostenida emisión monetaria de los últimos meses (los medios de pago crecen 15% en el mes y se expandieron 81% en relación con abril del año pasado) y una parte de lo que tenían invertido en Letras de Liquidez (Leliqs) del Banco Central a la compra de bonos de la deuda pública en pesos.

Serían fondos para aplicar a los programas de ayuda al sector productivo, básicamente, y a dar impulso a la obra pública para facilitar una recuperación de la actividad apenas la pandemia afloje.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.