Diputados extendió la protección para el sector azucarero

Se limitala entrada del azúcar brasileño
(0)
25 de agosto de 2000  

La Cámara de Diputados convirtió ayer en ley la prórroga del decreto que desde 1992 protege a la actividad de la industria azucarera nacional y restringe la entrada en el país de ese producto desde Brasil.

La prórroga, que venían solicitando de manera insistente los empresarios del sector, fue aprobada por los legisladores oficialistas y del PJ, y presagia un enfrentamiento con Brasil, su principal socio en el Mercosur.

De este modo, la decisión tomada por los diputados hecha por tierra las negociaciones que llevaba adelante el Ministerio de Economía y que buscaba evitar el enfrentamiento con el gobierno de Fernando Henrique Cardoso.

El azúcar es, junto con los automóviles, el único producto dentro del Mercosur que goza de un régimen especial que habilita a los socios a proteger sus producciones. El decreto 797 de 1992 contempla aranceles para la importación de azúcar de países con subsidios, hasta que se apruebe una normativa que regule la actividad.

El veto, cerca

"El decreto pone límites a los países que compiten deslealmente porque subsidian la producción de azúcar", opinó el diputado aliancista Alfredo Neme Scheij, de Tucumán, el principal centro azucarero de la Argentina.

Para su parJosé Vitar, "es muy importante proteger esta industria porque da trabajo a más de 50 mil personas y asegura la paz social en las provincias norteñas".

Sin embargo, en el recinto nadie descartaba que el Ejecutivo nacional, que negocia con Brasil la liberalización del comercio azucarero, vete la ley aprobada ayer.

En el noroeste de la Argentina existen 150.000 hectáreas dedicadas al cultivo del azúcar, que es una de las actividades más importantes de la región con 50.000 puestos de trabajo directos y otros 250.000 indirectos.

Por eso, el secretario general de la Federación Obrera Tucumana de la Industria Azucarera (Fotia), Luis González, manifestó su satisfacción por la aprobación de la ley y dijo que la prórroga debe mantenerse "hasta que desaparezcan las asimetrías entre las producciones azucareras de la Argentina y Brasil".

El diputado aliancista Carlos Courel, también de Tucumán, auguró que habrá "resistencias del Poder Ejecutivo, porque parecería que hay funcionarios que responden más a intereses de Brasil que a los nacionales".

"Corremos el riesgo de veto presidencial porque tenemos en claro que el ministerio de Economía y el de Relaciones Exteriores no nos acompañaron en esta decisión", aseguró.

Courel agregó con tono irónico: "A veces, los funcionarios se hacen eco de afirmaciones que demostrarían que en lugar de hablar del azúcar están hablando del Pan de Azúcar en Río de Janeiro y confunden las capitales a las que tienen que defender".

Por su parte, el presidente del Centro Azucarero Argentino, Jorge Zorreguieta, aseguró que la sanción de ley es "muy importante porque otorga tranquilidad a estas provincias que tienen un alto índice de desempleo" y dijo que la Argentina "no es culpable de que no se pueda hacer un acuerdo con el Mercosur".

Los legisladores aliancistas de la provincia de Tucumán impulsaron el tratamiento sobre tablas del proyecto de ley, que ya tenía media sanción del Senado.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?