Doha: tres escenarios posibles