Dólar calmo, pero sostenido por el BCRA

(0)
13 de mayo de 2003  

La primera rueda cambiaria de la semana no presentó cambios en la cotización del dólar: cerró a $ 2,75 para la compra y $ 2,79 para la venta tras haber insinuado al comenzar la jornada un repunte que no llegó a sostener.

La tónica prevaleciente en ruedas anteriores no sufrió variaciones, por lo que los vendedores son los que continúan marcando el ritmo de la plaza cambiaria local. En ese contexto, el Banco Central (BCRA) mantiene su activo papel de solitario comprador, en procura de evitar que la cotización retroceda aún más.

Ayer se alzó con US$ 59,40 millones como producto de su intervención, con lo que en lo que va del mes ya incorporó a las reservas US$ 575,50 millones, la tercera parte de todo lo que adquirió durante el año anterior. Y como nadie espera que el panorama en lo inmediato cambie en la City ya se hacen apuestas sobre el monto que alcanzará al finalizar el mes al descontar un nuevo récord de ingreso neto de reservas.

"En el cortísimo plazo no se vislumbran cambios en la cotización de la divisa y los inversores no ven motivos de riesgo para hacer un cambio de cartera, salvo que la acción del Central cambie radicalmente con su política de acompañar y suavizar la tendencia declinante del mercado y asuma una posición más agresiva que se traduzca en una suba de los precios más contundente", expresó un cambista.

Los operadores reiteraron que si no fuera por la presencia del Central el dólar podría haber seguido hacia abajo, aunque nadie se atreve a predecir cuál sería ese piso.

"Mientras las liquidaciones de los exportadores crezcan por una cuestión de estacionalidad y la demanda se encuentre estancada, todas las flexibilizaciones que salgan del Central aparecerán como inútiles", razonó un cambista al referirse a la debilidad del billete en torno de los niveles que desean las autoridades monetarias.

En el segmento mayorista, el "billete físico" entre bancos se negoció a $ 2,78 y el transferencia cayó a $ 2,775.

No obstante, las operaciones a futuro mostraron una suave ondulación alcista en la mayoría de los contratos abiertos. En el Rofex de Rosario se pagó $ 2,785 a fines de mes, $ 2,80 a fines de junio, $ 2,83 a fines de julio, $ 2,85 a fines de agosto y $ 2,865 para cuando termine septiembre. A su vez, el índice-dólar de la bolsa porteña registró avances de hasta 1,06%. Para mayo se pedía $ 2,78, para fines de junio cerró en $ 2,83, y para fines de julio a $ 2,85. La posición a término de agosto subió por su parte a $ 2,88 y la de septiembre se operó a $ 2,89.

Incertidumbre electoral

En el mercado bursátil se acentuó la prudencia de los inversores, que se mantienen a la espera de ver cómo finalizará el proceso electoral. En ese contexto, el monto de los negocios en la Bolsa de Comercio alcanzó a $ 30,56 millones, una cifra apenas discreta y que corrobora la cautela que envolvió todos los movimientos bursátiles. Y los precios, tras mantener una ventaja del 0,72% al promediar la rueda, cayeron al final 2,71% en promedio afectados por una corriente de ventas que se activó luego del arribo de algunos balances que, paradójicamente, habían sido mejores que los esperados.

"En realidad, cuesta explicar esta baja. Me parece que tiene mucho que ver con los rumores sobre una renuncia de Menem (Carlos) a su candidatura", dijo Carlos Palozon, portfolio manager de Cima Investment.

Los balances arribados más importantes fueron:Telecom y Acindar, que reportaron ganancias de $ 907 millones y $ 199,5 millones, respectivamente, para el primer trimestre.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.