Con el dólar en retroceso, el BCRA inyecta liquidez buscando generar una baja en la tasa

No solo volvió a comprar reservas; también liberó unos $15.500 millones más que estaban invertidos en Leliq
No solo volvió a comprar reservas; también liberó unos $15.500 millones más que estaban invertidos en Leliq Fuente: Archivo - Crédito: Reuters
Javier Blanco
(0)
23 de enero de 2019  

El Banco Central (BCRA) favoreció ayer la segunda expansión monetaria para una jornada en lo que va del mes, al liberar a la calle unos $17.400 millones, una relajación que pareció diseñada para asegurar el 13er. recorte consecutivo en la tasa de interés de referencia, que perforó el 57% anual y quedó en el menor nivel desde fines de agosto.

La inyección de fondos llegó por doble vía: a mediodía, por la compra de US$50 millones, que realizó a un precio promedio de $37,594 (para lo cual debió desembolsar $1880 millones), tras comprobar que el billete volvía a negociarse por dejado del piso de la banda de flotación libre, fijado para la jornada en $37,624.

Más tarde, al hacer una renovación parcial de los papeles de deuda (Leliq) que coloca entre bancos para regular la oferta monetaria del mercado, lo que significó otra expansión monetaria por unos $15.500 millones.

Esto fue porque, en una jornada en que le vencían títulos por $211.631 millones, solo adjudicó nuevas Leliq por $198.284 millones, algo que pareció diseñado para asegurar una nueva baja en la tasa, que le permita ir testeando, en las próximas jornadas, su impacto sobre el resto del mercado.

De ser así, logró su objetivo, ya que la tasa promedio del 56,942% anual que pactó ayer no solo es 69 puntos inferior a la que había pagado hace una semana -y 19 puntos menor que la de anteayer-, sino que además es la menor desde fines de agosto.

"El BCRA tiene margen para moverse de cara a la meta de enero, ahora fijada en $1.359.761 millones: si mantiene constante la oferta de dinero, la sobrecumplirá por casi $17.000 millones", apuntó el economista Gabriel Caamaño, de Estudio Ledesma, quien recordó además que, según el programa, los objetivos de base monetaria que tiene la entidad incluso se flexibilizan con las intervenciones en el mercado para comprar reservas, lo que le concede a su vez más espacio para empezar a relajar.

Y un día, el peso fue fuerte

La movida del BCRA (la segunda en esta dirección tras la inyección de casi $25.000 que favoreció hace poco más de una semana, el día que el dólar mayorista se negoció debajo de los $37) se produjo en una jornada en la que el peso resultó la moneda emergente más revaluada del mundo, al avanzar 0,45% frente al dólar al cabo de una rueda en la que esta divisa tendió a revalorizarse frente al resto de las monedas emergentes.

La sensación que se impone es que el propio mercado acciona la válvula de escape que tiene prevista la fuertemente contractiva política monetaria oficial, en procura de relajarla parcialmente, al haber forzado la sexta intervención cambiaria (por un acumulado de US$240 millones) en lo que va del mes.

La duda es si el BCRA se decidió ayer a acompañar esta tendencia para evitar a la vez una mayor tendencia a la apreciación del peso.

"La expansión fue lógica, dado que no es muy coherente sobrecumplir la meta de base monetaria y a la vez estar emitiendo para comprar dólares", apuntó el analista financiero Cristian Buteler, para quien la duda pasa por establecer si no deben reequilibrarse las bandas de la zona de no intervención, en caso de que la apuesta oficial no sea facilitar la baja de tasas.

"El billete arrancó muy ofrecido en un mercado que, tras su bajo nivel de negocios de la rueda anterior por el feriado en Estados Unidos, tuvo su mayor volumen de operaciones (US$826 millones) en lo que va del mes y llegó a operarse a $37,47 aun luego de la intervención oficial, aunque repuntó algo al final y cerró a $37,54, porque parte de los pesos que liberó la licitación de Leliq del día los bancos los usaron para demandar dólares y poder suscribir la Lete que ofrecía Hacienda", explicó Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios.

Con el cierre del mercado a $37,54 promedio para la venta mayorista ($38,53 promedio para la minorista, según el relevamiento del BCRA), el billete perdió 16 centavos en la jornada y quedó 10 centavos por debajo del piso de la zona de no intervención oficial, que hoy, además, subirá a $37,667 por la indexación al 2% mensual que tiene el mínimo sugerido por la entidad monetaria.

Cifras para tener en cuenta

1880 Millones de pesos

  • Volcó al mercado el BCRA ayer al comprar otros US$50 millones para sus reservas a un precio promedio de $37,597, que resultó casi 6 centavos superior al cierre que tuvo la divisa en el día. Fue al cabo de la sexta intervención en lo que va del mes, lapso en que adquirió US$240 millones.

15.500 Millones de pesos

  • Liberó al colocar entre bancos letras de liquidez (Leliq) por $198.300 millones, cuando le vencían $211.630 millones, considerando además que pagó otros casi $1800 millones en concepto de intereses. Pagó por esos títulos una tasa promedio del 56,94% nominal anual, la menor desde fines de agosto.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.