Con un dólar duro de domar, el BCRA dice que evitará corridas

La cotización del billete en el paralelo volvió a acercarse a los $ 15, pese a un repunte del real en Brasil, y obligó a la Anses a volver a liquidar bonos
Javier Blanco
(0)
30 de julio de 2015  

El Gobierno acentuó ayer su estrategia para intentar que el proceso de dolarización de ahorros e inversiones no derive en una nueva corrida contra el peso, al cabo de una jornada en la que el valor del billete en el mercado paralelo volvió a superar por momentos los $ 15.

"Tenemos todas las herramientas para acotar la volatilidad y evitar maniobras", reiteró ayer el presidente del Banco Central (BCRA), Alejandro Vanoli, en un nuevo raid por radios para intentar llevar calma sobre el nivel de reservas con que cuenta ese organismo, que debió vender unos US$ 150 millones en la semana para evitar que un inesperado ajuste en el tipo de cambio oficial agregue nerviosismo al mercado.

Sin embargo, a cargo del combate contra la escalada del dólar volvió a estar la mesa de inversiones de Anses, que de media tarde en adelante se lanzó nuevamente a liquidar bonos en dólares del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) -a precios inferiores a los que se pactaban en ese momento en el mercado- para forzar una baja en los tipos de cambio que surgen de operaciones bursátiles, en procura de restarle presión al blue.

"En los últimos 10 minutos de la rueda vendieron $ 100 millones en Bonar X, un título que había llegado a operarse a $ 1296,0 por lámina de US$ 100 nominales y, por efecto de esta liquidación, cerraría neutro en $ 1287,50", explicó un operador en alusión a los rastros que dejó la intervención oficial en el mercado.

El organismo, que se había desprendido de casi $ 500 millones en bonos a fines de la semana previa, volvió a aparecer como oferente activo ayer, al retomar los precios del billete su tendencia alcista pese a la suba de tasas dispuesta por el BCRA para tratar de estimular las colocaciones en pesos a plazo fijo. El problema es que, al hacerlo con precios a la baja, asume una pérdida contable que, si bien es coyuntural, bien pueda transformarse en permanente si no lograra cambiar la tendencia del mercado.

Por la presión que ejercieron estas ventas, los precios implícitos del dólar en Bolsa cayeron 0,4% promedio, lo que generó las condiciones para que el billete, que había llegado a operarse a $ 15,05 al mediodía en calle, se repliegue hasta $ 14,92, aunque cerraría luego a $ 14,94. La leve corrección (que mantiene en torno de 63% la brecha cambiaria) resultó además favorecida por las primera señal de estabilización que entregó el real en Brasil frente al dólar (cerró a 3,33), al avanzar 1,2% ayer tras haber caído 6,2% en los cinco días previos.

Se triplicó la demanda

La demanda de dólares para ahorro alcanzó ayer los US$ 635,5 millones en lo que va del mes, con lo que triplica el nivel que mostraba hace sólo un año. Los ahorristas compraron otros US$ 18,5 millones, según los datos que divulga la AFIP, con lo que la demanda marcó un nuevo récord y multiplica por 3,1 veces el total de ventas por US$ 205,7 millones registrado en julio de 2014.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?