Dólar futuro: malestar de inversionistas ante la solución consensuada del Banco Central

Administradoras de fondos comunes y clientes de sociedades de Bolsa buscan dejar asentado que no aceptan la salida propuesta por la entidad conducida por Sturzenegger y enviaron cientos de cartas documentos al Rofex
Florencia Donovan
(0)
5 de enero de 2016  • 12:48

El de los futuros de dólar fue uno de los principales problemas que debió resolver el equipo económico apenas asumió y, si bien pareciera haberle encontrado una solución, sigue dejando su estela. Según confirmaron a LA NACION, el mercado de futuros de Rosario, Rofex, recibió en los últimos días casi 100 cartas documentos de administradoras de fondos comunes de inversión y clientes de sociedades de Bolsa que no aceptan la salida consensuada por el Banco Central (BCRA), Economía y el propio mercado.

"Por ahora, es una acción concreta que evitar que se diga que se consiente la modificación de los contratos. Después se verá qué se hace, si se inicia juicio o no", explicó el abogado de una administradora de fondos líder, bajo la condición de no ser identificado. "Lo que se hace es mandar una carta para evitar consolidación de derechos, al estilo de lo que pasaba en la pesificación en 2002, que cuando uno sacaba los pesos del banco, después el juez esgrimía que se consentido implícitamente el régimen y no se puede hacer reclamos", detalló.

Ha habido cartas documentos, tenemos unas 100 aproximadamente, de las cuales 40 son de fondos comunes, que son los que tienen que cubrirse ante sus cuotapartistas
Diego Fernández, gerente general del Rofex

No sólo las cartas se dirigieron al Rofex, sino también a Argentina Clearing, la sociedad encargada de la liquidación de las operaciones y que figuraba como contraparte de los contratos. "Argentina Clearing es a quien habría que reclamarle eventualmente el incumplimiento de los contratos", apuntó otra fuente al tanto de las acciones legales.

Consultados al respecto, desde Rofex confirmaron a LA NACION la recepción de las cartas. "Ha habido cartas documentos, tenemos unas 100 aproximadamente, de las cuales 40 son de fondos comunes, que son los que tienen que cubrirse ante sus cuotapartistas, porque tienen un deber fiduciario. Todas las estamos contestando individualmente", explicó Diego Fernández, gerente de Rofex. "Independiente de que digan que no aceptan lo decidido en la resolución de emergencia, contractualmente, lo que dice la resolución es inapelable; tenemos una posición muy sólida. Al contrario, las medidas se hicieron para evitar el incumplimiento de contratos. Estamos en estos días organizando charlas con agentes del mercado y sociedades de fondos comunes para explicar bien la situación", agregó.

Es imposible saber qué cantidad de estas cartas documento podría terminar efectivamente en acciones legales concretas. Recién en febrero, una vez que se levante la feria judicial, podrá determinarse. "Estamos manteniendo una situación jurídica por si después se quiere hacer algo. Creo que hay un caso razonable para plantear, pero es un tema bien complicado, porque la norma que dice que podes cambiar el contrato existe. Y un juicio terminaría involucrando a la Comisión Nacional de Valores (CNV) y al Banco Central. Ahora está la feria judicial, pero ya a fines de febrero se decidirá cómo seguir", confió otra fuente involucrada.

Ante la falta de dólares en sus reservas, durante la gestión de Alejandro Vanoli al frente del BCRA, la autoridad monetaria vendió más de US$ 15.000 millones en contratos de dólar futuro, a precios muy por debajo de los de mercado, para anclar las expectativas de devaluación. Así, mientras que en Wall Street se negociaba un tipo de cambio de 15 para comienzos de este año, el BCRA vendía futuros a 10 pesos.

En la plaza local, tanto en el Rofex como en el MAE (el otro mercado en el que se negocian futuros de dólar), los contratos son en pesos pero se mueven en función del dólar oficial. Con lo cual, tras la devaluación, el BCRA se vio obligado a emitir miles de millones de pesos para saldar la diferencia entre los $ 10 a los que se comprometió y los $ 13,30 a los que se ubicó finalmente el dólar oficial tras levantarse el cepo cambiario.

Para evitar volcar tal cantidad de pesos al mercado -lo que hubiera fogonazo aún más la inflación-, el equipo económico acordó con el Rofex fue corregir el precio original de todas las posiciones abiertas entre el 30 de septiembre y el 27 de octubre en 1,25 pesos. Mientras que a las posiciones abiertas desde el 28 de octubre inclusive, se les aplicó una corrección de 1,75 pesos. El Rofex lo hizo valiéndose del artículo 4º de su estatuto, que lo habilitaba a declara la emergencia operativa y modificar las condiciones de los contratos bajo situaciones excepcionales.

Así, pese a que en un primer momento se había estimado que el BCRA iba tener que volcar al mercado más de $ 60.000 millones, terminó emitiendo en diciembre pasado por los futuros que había vendido $ 35.000 millones.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.