Reacción del BCRA: cambia la estrategia, sube la tasa y baja el dólar

Fuente: LA NACION - Crédito: María Amasanti
(0)
8 de marzo de 2019  • 11:19

El Banco Central mostró esta mañana una vez más que cada movimiento ascendente del dólar no sólo le despierta preocupación, sino que también lo invita a la acción. Tras la suba de ayer, que marcó una devaluación del peso por encima del 4% y colocó a la divisa norteamericana por encima de los $43, el organismo que conduce Guido Sandleris informó hoy cambios en su estrategia para licitar Leliq, las denominadas letras de liquidación que coloca en bancos con la intención de absorber pesos, evitar que vayan al dólar y, así, contener su escalada.

El mercado pareció haber tomado nota de ese cambio, con una baja en el tipo de cambio. El dólar minorista finalizó la jornada en $42,27, con un descenso de $1,14 en comparación con el cierre de ayer, según el promedio que realiza a diario el Banco Central.

La cotización en el Banco Nación , que suele ser la referencia más baja del mercado, se ofreció a $42,20 al final del día, mientras en otras entidades privadas llegó a $42,40.

El mayorista, en tanto, cerró su cotización del día a $41,19, $1,15 por debajo del cierre previo.

Por su parte, las monedas de la región mostraron tendencias mixtas frente al dólar: el real brasilero ganó 0,20% frente a la divisa norteamericana, al igual que el peso mexicano, que subió 0,38%; en tanto el peso chileno perdió 0,87% y el peso uruguayo cayó 0,29%

Cambio de estrategia

En la práctica, el BCRA ofreció Leliq a siete días de manera desboblada con dos subastas durante la rueda. El objetivo, indicó la entidad, fue "mejorar la señal de política monetaria y calibrar con más precisión la liquidez del sistema".

La apertura de la primera licitación fue a las 11:30 y las posturas se aceptaron hasta 10 minutos después. En esa compulsa, la tasa subió a 56,76%, por encima de los 51,86% de la subasta del jueves.

La segunda fue a las 14:15 y las posturas se tomaron hasta las 14:25. En esa licitación, la tasa promedio fue de 59,06%. Según el BCRA, la tasa promedio total del día fue de 57,89% y el monto adjudicado fue de $206.192 millones.

Amílcar Collante, del Centro de Estudios del Sur (Cesur), explicó a LA NACION: "El Banco Central puede retirar pesos de la economía para que no se dispare el dólar y eso lo hace a través de este instrumento. Lo que varió fue que lo hizo en dos tramos. A cambio los bancos le dan los pesos y lo que busca sacarle combustible al tipo de cambio".

"La plata de los bancos es de los ahorristas, que la pone en plazos fijos, y después ellos la invierten en letras de liquidez (Leliq). Si el BCRA hacía una sola licitación, la tasa iba a resultar muy alta. En dos tramos, el BCRA tiene el dato de cómo viene el dólar durante el día", sostuvo. Además, agregó que, por el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, el Central puede intervenir de forma indirecta, por eso acudió a este mecanismo.

En coincidencia, Federico Furiase, economista jefe de Eco Go, dijo que el objetivo de la entidad que dirige Sandleris es que "al desdoblar tiene poder de reacción con la tasa. Lo que quieren generar es mejorar el mecanismo de transmisión de la política monetaria y dar liquidez", manifestó.

"Esto es una muestra de preocupación y de que la prioridad es que el dólar no dé malas noticias. Desde el comienzo de este programa monetario, la inflación se movió por delante del dólar. Ahora hay un reacomodamiento porque la inflación es más alta de lo esperado. Para que el salario le gane a la inflación, el dólar tiene que viajar por detrás de la inflación", expuso.

Hasta ayer, la estrategia oficial para calmar al mercado fue la que se repitió desde que se lanzó el nuevo esquema monetario en octubre: un estricto control de los agregados monetarios, con la meta de mantener sin crecimiento la base monetaria, combinado con una dosis de premio alto a las inversiones en moneda local a través de la tasa de interés que convenza a los tenedores de pesos a mantener sus posiciones y no volcarse al dólar. Esta semana, el Central absorbió el equivalente al 8% de la base monetaria en apenas dos días.

Además, el BCRA fue un muy activo oferente de contratos en el mercado local de futuros, al tiempo que "propició" un aumento de 130 puntos en la tasa de interés de referencia (que pasó de 50,55% a 51,86%) y hasta quitó de circulación la mayor cantidad de pesos en casi cuatro meses.

Desde el BCRA sostienen que hay que "darle cierto tiempo a la restricción de liquidez" y confían que la combinación de aspiradora y tasa "vaya estabilizando el mercado de pesos y dolares". Eso ocurrió días atrás, cuando el dólar ensayó una carrera corta similar a la de ahora en la que también aceleraba día tras días el ritmo de ajuste.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?