El Banco Central sigue peleando con el mercado por imponerle un techo al dólar