El Banco Central vendió U$S 100 millones cuando el dólar tocó un máximo de $8,30