Arriba. El dólar blue aceleró su escapada y marcó un nuevo récord: $ 10,50