Dólar: fuertes ventas del Bapro controlaron una nueva escalada, pero no lograron evitar otro récord

Cambiaron la tendencia del mercado, pero el billete al público cerró a $ 17,89 marcando un nuevo máximo histórico
El dólar minorista cerró a $17,89
El dólar minorista cerró a $17,89 Fuente: Archivo
Cambiaron la tendencia del mercado, pero el billete al público cerró a $ 17,89 marcando un nuevo máximo histórico
Javier Blanco
(0)
24 de julio de 2017  • 12:08

El dólar volvía a negociarse con fuertes alzas hoy hasta que la aparición de una corriente de ventas, por parte de la banca oficial, logró retrotraer su cotización mayorista a precios similares a los que había clausurado la semana anterior.

Sin embargo, como la ofensiva oficial sobre el mercado apareció en los últimos minutos de la rueda, ese retroceso no llegó a trasladarse al precio minorista que cerró a un promedio de $ 17,89, es decir, 23 centavos (o 1,4%) por encima de su valor de clausura previo marcando un nuevo récord nominal.

El dólar subió nuevamente

03:56
Video

La acción oficial tampoco pareció ser muy presuasiva con el mercado a juzgar por el cierre de los futuros que se negociaron virtualmente ignorando el repliegue oficial del billete en los negocios al contado. "No convalidaron completamente la caída violenta del final y las tasas implícitas se dispararon en los plazos más próximos" apuntó en su informe del día Global Agro, en alusión a que el valor convalidado para fin de mes (de $ 17,54) supone una tasa efectiva de rendimiento cercana al 33% anual.

Se trató de una jornada de negocios atípica y con alta volatilidad, en la que el billete, que había llegado a transarse a $ 17,66 (20 centavos arriba de su cierre previo) en los grandes negocios mayorista, se hundió más de 20 centavos en apenas unos minutos hasta tocar un piso de $ 17,43 antes de cerrar a un promedio de $17,4 para el tipo vendedor.

El abrupto cambio de tendencia en el mercado fue consecuencia de la irrupción del Banco Provincia (Bapro) que puso en el sistema dos importantes órdenes de venta que, al comenzar a ejecutarse, impactaron de lleno en el valor del billete. "El dólar estaba subiendo pero con un muy bajo volumen de operaciones de allí que cuando aparecen una orden de venta de este tipo, recién se arma el mercado", explicó un operador. "La ventas de un banco público bastaron para desarmar la presión compradora, al menos hoy", coincidió Gustavo Quintana, operador de PR Cambios.

Según pudo establecer La Nacion de fuentes confiables, los dólares volcados al mercado provienen de la última emisión de deuda que hizo la Provincia de Buenos Aires (a mediados de mes captó 500 millones de euros en el mercado de capitales con un título a repagarse en 2023 que paga un interés del 5,375% anual) y de la necesidad de comenzar a monetizarlos para hacer frente a distintos compromisos de pago que enfrenta la gestión de María Eugenia Vidal.

Lo que no se pudo determinar es si la venta, por su sentido de oportunidad e impacto en el mercado, obedeció a alguna indicación del Gobierno Nacional para tratar de contener la escalada del dólar, algo que comenzaba a ser seguido con mucha preocupación por el impacto que empieza a mostrar en la inflación, más allá de que la posición discursiva oficial apuntaba a minimizar su impacto o se trató de una directiva de la administración bonaerense, con el doble propósito de acceder a los pesos dejando además una señal que haga dudas a los que tienen que vender dólares y los retienen para tratar de hacerlos rendir mejor.

Cualquiera de esas dos opciones dejarían a la vista alguna molestia -a su vez- con la prescindencia que mantiene el Banco Central (BCRA) en la cuestión cambiaria.

"Fue una rueda infartante. Arrancó con mucha demanda de importadores y de empresas para girar dividendos y se notó que los compradores convalidaban la suba. Todo fue así hasta que apareció la oferta de la banca oficial muy agresiva y cambió todo, o casi, porque en el mercado de futuros no cambió mucho", reseñó Agustín Alvarez, de Agro Global.

El billete había abierto la jornada en alza siguiendo la tendencia de los últimos días y el desbalance que muestra la plaza local en favor, ahora, de la demanda, tras haber sido dominada largos meses por la oferta. Esa presión compradora se agudizó al mediodía tras conocerse que, en la semana previa y pese al ajuste mayor al 4% que había tenido el precio del billete, las liquidaciones del denominado complejo agroexportador cerealero había caído 33% respecto de la semana previa (de US$ 664 a 448,3 millones). Esto confirmar que los productores están tratando de obtener la máxima renta posible de la escalada local de la divisa, que los analistas relacionan con la incertidumbre electoral y el temor a que el Gobierno pierda capacidad de maniobra para imponer las reformas que, según el mercado, la economía necesitaría para consolidar su recuperación.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.