El dólar rebotó y se acomodó en la zona de bandas con una mínima ayuda del BCRA

El billete avanzó casi 1%, lo que le alcanzó para volver al piso; el BCRA solo compró US$30 millones con la rueda ya definida
El billete avanzó casi 1%, lo que le alcanzó para volver al piso; el BCRA solo compró US$30 millones con la rueda ya definida Fuente: Archivo
Javier Blanco
(0)
17 de enero de 2019  

La cotización del dólar avanzó poco más de 1% ayer, en un mercado que sorprendió al mostrar un leve repliegue de la oferta de divisas que, al combinarse con una recuperación de la demanda, favoreció el rebote del billete y bastó para reubicarlo, aunque por mínimo margen, en la zona de libre flotación, tras una semana de operar fuera de ella.

El billete cerró a $37,50 para la venta mayorista y a $38,47 en promedio para el público, valores que suponen una mejora de 36 y 27 centavos en cada caso (0,97 y 0,7%), en una rueda en que mermó 9,5% el volumen de divisas operado (fue de US$639 millones).

En este contexto el Banco Central (BCRA) limitó a US$30 millones su compra de reservas (a un valor promedio de $37,474), la que concretó sobre el filo de la rueda, cuando el billete seguía debajo de la zona de no intervención oficial (una franja que arrancaba en $37,499 para el día), es decir, cuando el mercado ya había marcado claramente su tendencia.

"Lo que se notó esta vez fue que la demanda absorbió toda la oferta disponible y disparó un ajuste no previsto por el mercado, reacomodando el precio dentro de la zona de no intervención oficial", observó Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio.

Los analistas no creen que el rebote del dólar registrado ayer implique un cambio de tendencia en el mercado, dado que esperan un verano muy tranquilo en materia cambiaria, con el billete manteniéndose próximo (levemente por encima o por debajo) al piso de la zona de no intervención. Claro que cuando describen este cuadro acotan que solo podría alterarlo "algún shock externo" o un "recorte mucho más agresivo en la tasa de interés", factores que podrían hacer renacer cierto apetito dolarizador.

Tasa dura de bajar

Esto último es, tal vez, lo que menos factible consideran, tomando en cuenta que la decisión del BCRA es ser muy cauteloso al respecto, y se observa que la caída de la tasa -que había tomado envión con el comienzo del año (tras quedar en pausa durante todo diciembre)- está perdiendo empuje.

El dato quedó a la vista en la licitación de letras de liquidez (Leliq) de ayer, que cerró con una nueva contracción monetaria de $7000 millones (pese al margen que el BCRA consiguió para expandir en lo que queda del mes, si así lo dispusiera) y un ajuste a la baja de apenas 7 puntos básicos (de 57,61 a 57,54% anual) en la tasa de referencia.

De esta manera, retiró de la calle un monto similar al inyectado en cinco días de intervención, considerando que los US$190 millones adquiridos para las reservas en ese plazo representan la emisión de unos $7400 millones, "o un 27,5% del límite que se autofijaron para no expandir más del 2% la base monetaria por esta vía", recordó el economista Gabriel Caamaño, de Estudio Ledesma.

Se trata del menor recorte en lo que va del mes, un dato que confirma que la autoridad monetaria opta por generar condiciones para que el ajuste a la baja de la tasa no se precipite, pese al costo que esa política ya implica para la economía y el mandato que le fija la propia Carta Orgánica, en su artículo 3, para promover no solo "la estabilidad monetaria y financiera", sino también "el empleo y el desarrollo económico con equidad social".

Cae el riesgo país

La recuperación del billete contrastó con la confirmación del reacomodamiento a la baja que mostró la tasa de riesgo país, al replegarse otro 0,9% para cerrar en 690 puntos básicos, aunque tras haber marcado a media rueda un mínimo de 678 puntos, lo que implicaba su menor nivel en más de dos meses.

También se volvieron a abaratar más del 2% los costos de los seguros contra un posible nuevo default de los bonos de la deuda argentina, al quedar en 660 puntos promedio para cubrir posiciones tomadas a 5 años vista.

Otra vez se sobrecumplió la meta monetaria

El Banco Central (BCRA) reportó ayer que sobrecumplió en $13.000 millones su meta monetaria en la primera mitad de enero, que fue corregida de $1,351 a $1,354 billones para este mes, por el efecto expansivo que deriva de las compras de reservas por US$160 millones que realizó en la quincena. "El mecanismo fue inaugurado este mes en un contexto de mayor demanda por circulante", destacó la entidad, y aclaró que eso lleva a recalcular la meta: será de $1,357 billones para los meses siguientes, siempre y cuando las cifras no se alteren "por nuevas compras de reservas". La entidad adjudicó a esta inyección de liquidez la baja de 1,6 puntos que tuvo durante la quincena, con relación a diciembre, la tasa de referencia, que "cayó 15,9 puntos respecto del máximo de 73,5% anual del 8 de octubre", recordó.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.