El dólar volvió a subir y la devaluación ya supera el 50%

La divisa lleva semanas rindiendo más que un plazo fijo en pesos en un mes
Javier Blanco
(0)
13 de febrero de 2016  

La cotización del dólar cerró la semana como la abrió: en alza.

Cerró ayer $ 14,95 para la venta a nivel minorista, con lo que aumentó otros 17 centavos (1,17%) y acumuló en la semana una avance del 2,7%, lo que supone una renta superior a la que otorga un plazo fijo en pesos en todo un mes.

En el nivel mayorista, la plaza que define la tendencia del mercado, el billete subió hasta 16 centavos (tocó los 14,80) antes de retroceder a $ 14,74 (9 centavos o 0,6%), al comenzar a ralear la demanda e incrementarse, incentivada por la mejora del valor, la oferta.

La divisa repitió así el comportamiento que muestra en la plaza local desde hace varias semanas, pese a la marcada tendencia a la apreciación que registraron ayer el resto de las monedas de la región (el real, el peso colombiano, el mexicano y el chileno, por ejemplo) frente al dólar, al amainar la aversión al riesgo que afectó los negocios financieros en todo el mundo en los últimos días.

Esto indicaría que la marcada tendencia a la depreciación que muestra la moneda local tiene raíces puramente domésticas.

La devaluación tras el fin del cepo ya llega al 50% nominal (se amplía hasta el 70% para algunos exportadores beneficiados con la quita de retenciones), toda vez que el tipo de cambio saltó de $ 9,8270 a 14,74 desde entonces, lo que hace que sean cada vez más los que esperan una señal oficial de precio.

Esa especulación toma en cuenta el impacto que el sostenido ajuste podría tener sobre una inflación ya de por sí díscola en momentos cruciales para encauzar las negociaciones paritarias.

En el mercado imaginan que esa frontera, en la actualidad, se ubica en 15 pesos. "Si el minorista llegara en los próximos días a superar ese nivel, el ruido mediático que se generaría tal vez convenza al BCRA de mostrar sus cartas. De otra manera será difícil el objetivo oficial de bajar la inflación y perderá credibilidad", juzgó un operador. Esto, dado el spread existente entre la cotización minorista y la mayorista, indicaría que esta última se encontraría cerca de su límite coyuntural.

El mercado parece operar bajo ese supuesto: la retracción que mostró el mayorista en el tramo final de las operaciones de ayer parece confirmarlo. Insinúa que los oferentes quieren evitar cualquier intromisión oficial en la plaza porque "si el BCRA aparece puede generar una reversión importante por unos días y no quieren exponerse a eso", dicen.

Para algunos, la magnitud que alcanza el ajuste cambiario, que ronda el 12% sólo en lo que va del presente año, ya luce "excesiva". Así lo considera el ex jefe del BCRA Aldo Pignanelli, para quien la suba fue demasiado, en especial si se considera que "no se tomaron medidas de compensación" dejando "fluir al mercado, que ajustó vía precios", indicó ayer en una entrevista radial.

Pero el dato de color que dejó la rueda de ayer fue el cierre de la brecha invertida que se había abierto con el blue al saltar 3,1% (45 centavos) el precio para operaciones en negro toda vez al recomponer su liquidez en pesos los "cueveros".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.