El Gobierno infló ingresos del comercio exterior por casi US$ 2000 millones

Así surge de la Base Usuaria del Indec para los primeros seis meses; en el período se registró en realidad déficit comercial, el primero desde 1999
Así surge de la Base Usuaria del Indec para los primeros seis meses; en el período se registró en realidad déficit comercial, el primero desde 1999
Francisco Jueguen
(0)
25 de julio de 2015  

Más allá del relato que difunde públicamente el Indec, usina de las buenas noticias oficiales, la realidad recorre un camino diferente: el primer semestre del año no reflejó un saldo comercial positivo, tal como informó el cuestionado instituto estadístico esta semana, sino números en rojo ocultos bajo una sobreestimación de US$ 1958,6 millones de exportaciones nacionales.

Pero no es todo. Para encontrar un déficit comercial en los primeros seis meses del año es preciso remontarse a 1999. Entonces el país compartía dos variables con la actualidad: un Brasil que devaluaba y un atraso cambiario.

La sobreestimación en el ingreso de divisas por vía comercial no es un dato inocente en medio de una corrida del dólar libre, que esta semana superó los 15 pesos y obligó al Gobierno a presionar a los bancos para clausurar las operaciones del llamado "contado con liqui". También forzó a la Anses a desprenderse de varios cientos de millones de dólares en bonos y al Banco Central (BCRA), a imponer una mejora de las tasas a los depositantes de plazos fijos para seducir a ahorristas y empresas, y convencerlos de abandonar la dolarización. A esto se suma la falta de inversión en el país desde hace meses y las operaciones que los denominados fondos buitre impulsan en Nueva York para cerrar la posibilidad de que el Gobierno coloque deuda en dólares.

Los datos de la sobreestimación en las exportaciones son oficiales y surgen de la llamada Base Usuaria (BU) que elabora el Indec, pero que no difunde -salvo por una suscripción especial-. Los números de esta fuente mantuvieron ínfimas diferencias con el informe de Intercambio Comercial Argentino (ICA) que el Gobierno sí publica mensualmente. Desde hace tres años, con Guillermo Moreno en la Secretaría de Comercio Interior, comenzó a ampliarse la brecha entre ambos cálculos.

Según la proyección de la consultora Labour, Capital & Growth (LCG), el trienio 2013-2015 terminaría con una sobreestimación de las exportaciones de unos 15.000 millones de dólares. La misma consultora afirmó que la brecha entre el ICA y la BU -entre 2005 y 2010- no superó nunca el 0,3 por ciento. En cambio, en 2013 fue de 6,6% y el año pasado, de 7,5 por ciento.

Las diferencias entre la ICA y el BU son importantes por las divergencias en el cambio de signo del saldo comercial. Al comparar el primer semestre del año de ambas mediciones oficiales, la primera muestra un superávit comercial de US$ 1232 millones. Por el contrario, la segunda refleja un déficit en el ingreso de divisas de 727 millones de dólares.

Según datos de la BU, el saldo comercial de junio alcanzó un superávit de US$ 174 millones, lejos del excedente de US$ 864,6 millones del mismo mes de 2014. La caída interanual llega a representar un 80 por ciento. Para el ICA, el saldo favorable fue de 456 millones.

El contraste entre ambos indicadores sólo se refleja en las ventas al exterior. Las importaciones, observan en LCG y Ecolatina, coinciden. Las exportaciones de la BU totalizaron US$ 5984 millones en junio de 2015, un 15,6% por debajo del resultado del mismo mes de 2014 y US$ 282 millones menos que las publicadas en el ICA (US$ 6266 millones). "La sobreestimación del mes no es alta, ya que está por debajo del promedio de los últimos seis meses, que alcanza los 325 millones de dólares", estimaron los especialistas de la consultora que dirige Marco Lavagna.

"En el primer semestre del año se mantiene la esquizofrenia del Indec en materia de exportaciones", afirmó Gastón Rossi, director de LCG. "Si bien el ICA informa que totalizaron US$ 30.200 millones, la BU, fuente más precisa, estima US$ 28.250 millones, lo que implica una diferencia de casi US$ 2000 millones entre ambas fuentes de información, las dos del Indec", agregó.

A pesar de la intención de abultar las exportaciones, misión que comenzó Moreno y continuó Axel Kicillof, los mismos datos del ICA fueron negativos. Como informó LA NACION, el superávit comercial difundido por ese informe reflejó una caída de 63%. Para encontrar un saldo a favor menor es preciso remontarse a 2000, año recesivo y preludio de la crisis de 2001/2002.

Sin embargo, gracias a un invierno con menos frío y a la baja de los precios internacionales de la energía, en los últimos dos meses se desaceleró la salida de divisas comerciales, lo que le permitió al Gobierno mejorar los cupos de dólares a algunos sectores industriales (electrónicos y automotrices). No obstante, en un momento de tensión cambiaria, la principal canilla de entrada de divisas sigue estrechándose como consecuencia de las trabas al comercio exterior y la mala performance de los principales socios, principalmente Brasil. Para la economía argentina, el invierno está llegando.

Los importadores, muy críticos

"Sigue deteriorándose fuertemente el comercio exterior", fue el título que eligió la Cámara de Importadores (CIRA) en su documento difundido ayer en el que repasa los números de la actividad. "Las exportaciones llevan 20 meses de variaciones negativas y son 16 para el caso de las importaciones, con caídas en montos corrientes que ya superan los U$S 20.000 millones en los últimos 5 años".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.