Intento. El Gobierno intervino para frenar la escalada del dólar paralelo, que bajó a $ 10,77