El Gobierno mantiene fluido acceso al mercado local, aunque no logra estirar plazos

Fuente: Archivo
Javier Blanco
(0)
19 de febrero de 2019  • 20:44

El Gobierno tomó del mercado local el equivalente a unos US$2100 millones en total para refinanciar inminentes vencimientos de distintos títulos en una licitación que dejó a la vista que el mercado mantiene preferencia por posicionarse en instrumentos de corto plazo.

Captó US$ 950 millones con la oferta de una Letras del Tesoro (Lete) en dólares a vencer en 217 días (el 27 de septiembre) por las que pactó nuevamente una tasa del 4,50% anual, y otros $45.166 millones con tres Letras en pesos, dos capitalizables (Lecap) a 98 y 371 días, y otra a 98 días también pero que ajustará por inflación –Lecer-), fondos que captó pagando tasas promedio del 38% anual o de 3,67% más inflación.

Sólo el 17,5% de los fondos se captaron a un año, algo que confirma que las elecciones presidenciales, si bien no le dificultan el camino al financiamiento en la plaza local al Gobierno (ayer recibió 11.208 ofertas de compra por más casi $60200 millones para instrumentos en pesos y otros US$1269 por la letra en dólares), le entorpecen la posibilidad de avanzar en un estiramiento progresivo de los plazos.

El detalle de la colocación, según el comunicado que difundió el Ministerio de Hacienda luego de caer la tarde, precisa que tras recibir $1269 millones en pedidos de compra por la Lete adjudicó US$950 millones, para calzar un vencimiento del viernes por igual monto, la que se colocó a un precio de US$973,94 por lámina a emitir de US$1000, lo que representa la mencionada tasa del 4,5% anual. Por la fuerte demanda que tuvo este instrumento a los inversores que participaron en el tramo mayorista de la subasta (posturas mayores a US$50.000) se les adjudicará el 92,6% de lo demandado.

En lo que hace a las colocaciones en pesos con intereses capitalizables el comunicado no aclara la cantidad de ofertas recibidas para el tramo largo: sólo menciona que los pedidos por ambos instrumentos totalizaron $33.166 millones de los que se terminaron adjudicando $30.166 millones: $22.230 millones en la Lecap más corta (una reapertura de un título ya emitido y a vencer a fin de mayo) y otros $7936 millones en la Lecap a vencer el último día de febrero del año que viene.

El primero se estos instrumentos (que ya estaba en circulación) se vendió a un precio de $1171,50 por lámina de $1000, lo que representa una tasa anual del 38%. El segundo (más largo) se colocó a $990,34 por lámina de $1000, precio que significa una tasa anual del 38,29% anual.

La subasta también dejó a la vista que el dato inflacionario de enero (que sorprendió al mercado por superar sus previsiones) y los informes que alertan de una cifra aún superior para febrero (se habla de una inflación mayor al 3% para este mes) renovaron el apetito por los instrumentos en pesos que parecía estar decreciendo, al menos por la merma de casi $10.000 millones que vienen mostrando las colocaciones en depósitos que ajustan por CER en el mes.

Por la Lecap a 98 días indexada hubo ofertas de compra por $27.016 millones, es decir, 1,8 veces el total de $15.000 millones adjudicados a un precio de $990 por cada lámina final de $1000 que representa una tasa del 3,67% por encima de la inflación que capte el CER (que tiene rezago de 30 días) en el período. El dato que llama la atención es que los inversores mayoristas se llevaron el 98,9% de lo que pidieron, lo que habla de una fuerte demanda minorista por este papel.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.