El real acentuó su caída y aceleró la tendencia a la apreciación del peso

El dólar en Brasil llegó ayer a 3,35 reales y sumó presión a la menguante competitividad argentina
Javier Blanco
(0)
25 de julio de 2015  

La debilidad del real se acentuó ayer al alcanzar su menor nivel frente al dólar en más de 12 años por el temor de que los cambios dispuestos por Dilma Rousseff en sus metas fiscales acentúen la tendencia a la recesión de la economía brasileña.

La divisa estadounidense cerró a 3,35 reales, su mayor valor desde fines de marzo de 2003, lo que supone una depreciación del real de 1,5% en la jornada, que se eleva al 4,8% en la semana y ya supera el 33% al cabo del último año.

El proceso de desvalorización del real está en línea con el movimiento bajista del resto de las monedas emergentes ante un mundo que descuenta que la anunciada suba de tasas de interés en Estados Unidos fortalecerá algo más al dólar. Pero se amplificó por causas locales.

El problema es que esa tendencia se aceleró en las últimas jornadas, es decir, en momentos en que aquí el Gobierno más ató sus chances electorales a la sensación de bienestar que deriva de la estabilidad cambiaria, lo que acentúa la revalorización del peso y las complicaciones que podría encontrar la próxima administración para desarmar un nuevo modelo de tipo de cambio casi fijo.

Vale recordar que el derrumbe del real se produjo el "día después" de que el Banco Central (BCRA) decidiera subir fuerte las tasas de interés para tratar de frenar las señales de caída que comenzaban a dar los plazos fijos en pesos, con el sólo objetivo de quitarle presión al dólar y mantener el tipo de cambio estable hasta las elecciones. Pero, según el índice de tipo de cambio multilateral que elabora el propio BCRA, el real es la moneda más preponderante a la hora de definir la competitividad argentina, ya que explica el 32,6% de ella, contra el 17,7% del euro y la del 14,8% de la moneda de China, algo que deja a la vista las complicaciones que el derrumbe del real puede generarle a la ya golpeada economía local.

"Esto es lo que explica por qué en 2011 exportábamos por unos 84.000 millones de dólares, mientras que este año, cuando más necesitamos esas divisas, vamos a exportar tal vez unos 60.000 millones de dólares con importaciones restringidas sólo para tratar de mantener artificialmente un superávit comercial", suele explicar Juan Manuel Pazos, economista del estudio Broda.

Por cuestiones de política económica ligadas a los tiempos electorales, el peso argentino se devaluó nominalmente 11% en un año y como no hubo otras políticas activas para mejorar la competitividad local (por la vía impositiva por caso) y la economía local mantiene una tasa de inflación que está entre las más elevadas del mundo, la pérdida de competitividad de la producción local se agudizó.

"Las monedas de países como Canadá y Australia cayeron más de 5% en los últimos 30 días. Otro país que empezó a sentir la necesidad de competir por precio es Corea del Sur porque la competencia con un Japón devaluado se le tornó imposible. Pero la guerra de monedas parece generalizarse como mostraron los casos de México y Brasil en los últimos días", describió en un informe Delphos Investment.

La consultora considera probable que el Gobierno logre llegar a las elecciones consolidando el atraso cambiario, pero estima que para ello mantendrá la estrategia que aplicó en los últimos días. Para hacer bajar los precios libres del dólar, la Anses debería seguir liquidando en el mercado local "unos 20 millones diarios entre Bonar 2017 y 2024", sólo para mantener la brecha cambiaria en torno a 40 por ciento. "Las palabras de Alejandro Vanoli fueron claras, hay que llegar con tranquilidad a las elecciones", recuerda Delphos, aunque lamentando que eso sea a costa de un mayor estrés sobre la actividad económica.

El juego de las diferencias

Las políticas cambiarias de Brasil y la Argentina

¿En el tobogán?

El real se depreció 1,5% ayer frente al dólar y 4,8% en la semana. La disiva estadounidense cerró a 3,35 reales, un nivel que no mostraba desde el 31 de marzo de 2003. En la semana perdió 4,79%, lo que amplía al 33 por ciento su baja anual.

Sostenido con fórceps

El peso aquí, en la misma comparación, perdió ayer apenas 0,03% frente al dólar y 0,2% en la semana. El ajuste nominal llega al 0,83% en el mes y a 11% en un año.47,6%

32,6%

De ponderación

La que mantiene la moneda de Brasil en la medición de la competitividad real multirateral argentina, según los índices del BCRA.

-62%

El derrumbe

Cayó el superávit comercial argentino en el primer semestre del año. Fue de US$ 1231,4 millones, el más bajo desde los meses previos al fin de la convertibilidad.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?