Fin de año con luces de alerta locales y externas

Con alta inflación y riesgo país en alza, habrá que seguir de cerca las carteras
Sabrina Corujo
(0)
23 de diciembre de 2018  

El año no se despide de la mejor manera. Apreciación del dólar por arriba de 103%, inflación cercana a 50%, tasas de interés del orden de 60% y una recesión que llevará al PBI a caer más 2% son los indicadores que forman parte del resumen de la realidad económica. Mientras tanto, el mercado refleja un riesgo país en zona de máximos y las acciones están castigadas por la recesión , la devaluación y la corrupción. Así, acumulan pérdidas de hasta 50% en pesos y de hasta 75% en dólares .

En el escenario externo, la foto no es muy diferente: índices americanos que parecen ir rumbo al peor diciembre en décadas (con caídas de hasta 13,5%); cinco de los diez sectores del S&P500 con caídas mayores al 20% desde los máximos que encuadran, técnicamente, con el ingreso en un bear market; volatilidad igual o mayor a la de los mercados emergentes; curva de deuda americana -en el medio de un ajuste de política monetaria- que muestra signos de aplanamiento. Todo eso enciende las alarmas respecto de una posible recesión.

Quizás una de las principales diferencias es el horizonte de tiempo desde el que se viene sufriendo. En lo local, y a lo "argentino", se sufrió prácticamente todo el año (se aceleró el castigo desde abril). En lo internacional, las preocupaciones llegaron en los últimos tres meses.

Si se busca un punto no tan negativo de este 2018, hay que apuntar a los países emergentes (en general). Son economías que están en algún punto mejor posicionadas y sanas en sus fundamentos. Para los precios de las commodities no se proyecta un desplome y eso permite pensar en que, si bien no se evitará un posible ida y vuelta de los flujos de capitales, sí habrá una menor fragilidad de los países a los vaivenes globales.

Se llega, en este escenario, a las últimas tres ruedas del año. Ya no hay margen para cambiar el rumbo, pero sí para pensar en 2019, que no será un año fácil. No obstante, el estar "mejor" preparados debería evitar que se quede tan expuesto como este año. El escenario base es que la volatilidad no se podrá evitar, pero que las oportunidades estarán presentes en diferentes momentos (y formas).

Hay riesgos y condicionalidades en ambas coyunturas (local y externa), pero la probabilidad de que se concrete el peor escenario sigue siendo menor a la combinación del escenario moderado y optimista que se espera en la mayoría de las proyecciones. Lo que se deberá buscar es el mejor punto de entrada dentro de valuaciones que están castigadas, en parte con sustento en los fundamentals macro y micro, pero también, en cierta medida, en cuestiones menos objetivas.

La diversificación y la recomendación de cautela y de compras de oportunidad serán parte de la dinámica de 2019. Habrá que acostumbrarse a mirar los portafolios semana a semana, para tener una gestión activa.

www.portfoliopersonal.com

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.