Los créditos UVA cerraron 2018 en baja, pero el Gobierno confía en que llegaron al piso

Se pasó de $14.000 millones otorgados en marzo a $2600 millones en diciembre pasado
Se pasó de $14.000 millones otorgados en marzo a $2600 millones en diciembre pasado
María Julieta Rumi
(0)
14 de enero de 2019  • 11:37

La devaluación del peso desde abril pasado impactó en el otorgamiento de créditos hipotecarios UVA , ahuyentando progresivamente a posibles tomadores porque no calificaban o porque la cantidad de pesos que los bancos les prestaban cada vez les alcanzaban para comprar menos dólares, que es la moneda en la que están tasadas las propiedades. De esta forma, el volumen de créditos otorgados pasó del récord de marzo de 2018, de casi $14.000 millones, a poco más de $2600 millones en diciembre pasado. Sin embargo, el Gobierno confía en que éste será el piso y que habría un leve repunte en los próximos meses.

De acuerdo con el informe sobre bancos del Banco Central (BCRA), luego del récord de marzo, en abril pasado hubo una leve baja al otorgarse $13.220 millones, mientras que, en mayo, ya el número bajó a $10.597 millones.

Después, en junio, el alejamiento de los clientes ya se vio claramente con una caída de casi el 50%, al pasar el volumen otorgado a $5573 millones.

Y en septiembre, cuando la cotización del dólar llegó a rozar los $42 para el público, se pasó a $3366 millones, una caída del 35% respecto de agosto. Por último, en octubre se otorgaron $3228 millones y en diciembre, $2693 millones.

Consultado al respecto, el economista y miembro del Centro de Estudios Económicos del Sur (Cesur), Amilcar Collante, observó, por lo pronto, que el segundo semestre del año representó una caída fuerte para el crédito hipotecario.

"Estás en el mínimo y no se llega a revertir la situación, a pesar de que desde octubre el Gobierno controló la parte cambiaria. Hay una estabilidad transitoria, pero no se sabe cuánto puede durar. Hay incertidumbre macroeconómica y recesión, y eso afecta la decisión del individuo que está evaluando sacar un crédito", explicó.

Sin embargo, fuentes de la Jefatura de Gabinete tienen una visión más optimista, ya que creen que desde septiembre hay casi una estabilidad. "La operatoria parece haber dejado de caer y haberse estabilizado en los 3000/3500 créditos otorgados por mes", afirmaron.

De acuerdo con los cálculos del Gobierno, desde enero de 2016 hasta la fecha se otorgaron cerca de 167.000 créditos hipotecarios, con un promedio en 2016 de 1300 créditos por mes, y desde 2017 hasta el primer cuatrimestre de 2018 con un promedio mayor a 7000 créditos mensuales, con el pico de marzo del año pasado, cuando se dieron 14.062 préstamos.

"Cuando comenzó la escalada del dólar, la caída en la cantidad de carpetas fue enorme, principalmente porque a muchos solicitantes ya no les daba la relación cuota-ingreso que buscaban y dejaron de poder acceder al crédito. Pero en el Banco Provincia (Bapro), luego de acumular varias semanas de destrucción, el stock de trámites iniciados empezó a crecer. Desde mediados de noviembre, el stock creció todas las semanas y acumula un aumento de 50 solicitudes. Es poco, pero parecería ser el punto de retorno", aseguraron en la cartera a cargo de Marcos Peña.

Consultadas al respecto fuentes del banco, dijeron que tras la devaluación no modificaron las tasas de interés y que esperan que, con el inicio de las negociaciones salariales, "se empiece a reactivar la operatoria".

En tanto, en un banco privado explicaron que todavía deben volver a acomodarse las variables de precios de los inmuebles: ingresos de las familias, tipo de cambio, inflación y tasas. "Es difícil, pero siendo optimistas es posible que a partir de marzo o abril pueda haber un repunte en la demanda, pero va a necesitar tiempo", agregaron.

Igual que en el Bapro, en el Banco Ciudad observan un cambio de tendencia. Si bien la cantidad de nuevas solicitudes fue mucho menor a la del último cuatrimestre de 2017, creció un 20% entre septiembre y diciembre pasados, mientras que el año pasado había caído 30%.

En el Banco Nación , en tanto, la situación es algo peor, pero esto se explicaría por el aumento de la tasa de interés. En las últimas 10 semanas el promedio de nuevas solicitudes es de 151, muy por debajo de lo que solía haber antes, y sigue cayendo el stock (se dan de baja solicitudes anteriores o los solicitantes desisten).

Para Collante, el nivel de ingresos que se pide ahora para sacar un crédito indexado por UVA volvió prohibitiva la operación. "El beneficio de antes es lo que ahora te impide acceder. El atractivo de los UVA era que no necesitabas demostrar un gran ingreso y ahora sí, y los salarios no van a cerrar esa brecha rápido. La accesibilidad se modifico ahí. Si no calificás, no accedés y ahí no hay demanda, y el segmento que puede calificar tiene precaución porque el crédito es algo a largo plazo y las condiciones pueden cambiar como lo hicieron en septiembre o antes en mayo".

Baja morosidad

Y si la devaluación pegó, la inflación no tanto, ya que los tomadores de créditos UVA están pagando las cuotas. Según el BCRA, hoy la mora está en apenas el 0,14%, con 238 deudores morosos sobre el total de 167.000 créditos otorgados desde 2016.

En el Banco Nación hay 221 deudores con atraso en el pago de la cuota, pero solo siete con atrasos mayores a 90 días, el corte que usa el BCRA (0,01% del total). Del resto, 169 tienen un atraso menor a un mes, 40 deben su cuota hace entre 31 y 60 días y los cinco restantes tienen un atraso de entre 61 y 90 días. Es decir, 209 de los 221 tienen atrasos menores a dos meses, algo que el BCRA no considera como irregularidad.

En tanto, fuentes del Banco Ciudad hablan de un porcentaje de morosos en torno al 0,2%, lo que consideran "niveles casi nulos", ya que la gente estaría anteponiendo el pago de la cuota del crédito al de cualquier otra cosa. Y en el Provincia, hablan de un 0,1%, que ascendería a un 0,8% si se suman otros productos que esos clientes tienen con el banco.

"Siguen pagando el crédito hipotecario en tiempo y forma, pero quizá se demoran en el pago de la tarjeta de crédito. En el Provincia se dieron 17.580 créditos en dos años y sólo hay 140 casos de clientes con algún retraso, con lo cual al día de hoy la mora de los UVA no es un problema. En la líneas no UVA, la mora es mayor y está en torno al 1% o 1, 1%", señalaron en la entidad bonaerense.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.