Se crearon casi 34.000 plazos fijos para no clientes en un mes y la tasa subió 4 puntos

La transferencia promedio para constituir plazos fijos en un banco donde no se tenga radicada una cuenta fue de $181.000
La transferencia promedio para constituir plazos fijos en un banco donde no se tenga radicada una cuenta fue de $181.000 Fuente: Archivo
Javier Blanco
(0)
3 de junio de 2019  • 18:46

La "libre elección" de banco para poder constituir un plazo fijo en pesos, que dispuso el Banco Central (BCRA) y comenzó a regir hace un mes, permitió que el stock de este tipo de depósitos creciera 4,5% en mayo, tras caer 0,5% en abril.

Al fenómeno ayudó la mayor estabilidad del dólar y el aumento en casi 4 puntos en promedio que tuvieron las tasas de interés ofrecidas a los ahorristas, al pasar de 46,7% a 50,5% nominal anual para colocaciones realizadas a 30 días, un alza que se vieron obligados a convalidar los bancos al entrar en vigencia este nuevo modo de competencia por la captación de fondos.

Precisamente el BCRA difundió ayer que esa "ventana" que se les abrió en procura de obtener mejor pago fue aprovechada 33.870 veces en el primer mes de vigencia del nuevo sistema, algo que destacaron desde la entidad al considerar el impacto de la nueva norma como "muy favorable".

"Aumentaron los depósitos, se multiplicó exponencialmente el uso del debin (débito automático) y se elevaron las tasas pagadas a los ahorristas", enumeraron.

Según estos registros, la transferencia promedio para constituir plazos fijos en un banco donde no se tenga radicada una cuenta fue de $181.000. En abril se habían movido $6,6 millones por debin, pero en mayo esa cifra superó los $6100 millones, dada la aceptación que tuvo la movilidad para buscar mejor renta

El aumento en la tasa ofrecida al ahorrista redujo en más de 6 puntos la brecha que se había abierto entre las tasas que el BCRA le paga a los bancos por sus inversiones en Letras de Liquidez (Leliq) y la que los bancos trasladan al depositante.

Cabe recordar que, precisamente, uno de los objetivos de la circular "A" 6667 era inducir a los bancos a ser menos tacaños al respecto, porque, con las tasas altas, uno de los propósitos que persigue el ente presidido por Guido Sandleris es restarle demanda al dólar por la vía de los incentivos para invertir en pesos.

El recorte en esa diferencia se logró por dos vías: por la baja de 2,4 puntos que acumuló en mayo la tasa de Leliqs (al pasar de 73,19% al 70,75%) y por el ya mencionado aumento que tuvieron las tasas ofrecidas a los ahorristas.

El BCRA valoró, además, la recepción que la medida obtuvo entre los ahorristas tradicionales, al destacar que el aumento en el stock general de plazos fijos privados fue mayor entre los menores a $1 millón. "En el último mes (hasta el 28/5), estos plazos fijos subieron en más de $22.000 millones, frente a una caída de $2287 millones en abril", destacó.

Los interesados en conocer la alternativa deben saber que el BCRA publica desde hace un mes en su página web una tabla comparativa de tasas que ofrecen los bancos para facilitar a los usuarios la elección de los plazos fijos que juzgen más convenientes.

El atajo para ir en busca de menor renta, en conjunto con tasas de interés que son positivas en términos reales, al verificarse en paralelo un descenso de la inflación, parece haber funcionado. Resta saber si en los próximos meses supera el test que supone el creciente clima electoral y la tendencia a dolarización que suele traer consigo.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.