Nuevo test de mercado ante el pago del Bonar 24

El Gobierno pone a prueba su ingeniería financiera para alentar la reinversión de US$1630 millones
Javier Blanco
(0)
7 de mayo de 2019  

El Gobierno pondrá a prueba hoy su estrategia para tratar de convencer a los inversores que cobrarán la primera cuota de amortización del Bonar 2024, junto al cupón de intereses, que mantengan su exposición al riesgo argentino.

La Secretaría de Finanzas, a cargo de Santiago Bausili, para tratar de retener todo lo que se pueda del pago de este bono (que derramará unos US$1630 millones al mercado), adaptó la tradicional oferta que lanza de Letras del Tesoro (LETE) en dólares, acortó el plazo mínimo a que ofrece este título de 90 a 70 días, a la vez que dejó sin definir de antemano el precio máximo que está dispuesto a pagar ni el monto que tendrá la colocación.

Con esas adaptaciones busca evitar que los inversores tengan que decidir ahora si toman o no el riego electoral (la LETE vencerá el 19 de julio, es decir, antes de las PASO y de las generales), tras el mal trago que generó la última licitación. Vale recordar que hace 15 días, al ofrecer una LETE por vencer solo unos días antes del posible ballottage, no solo enfrentó un recorte en la demanda privada, sino que se vio obligado a convalidar una tasa del 5% anual (un punto mayor a la que venía pagando y medio punto mayor de la ofrecida al lanzar la convocatoria) para conseguir el porcentaje de renovación que buscaba.

"Es atinado que adapten el producto a la circunstancia de mercado. Al recortar a 70 días el plazo no solo pueden tentar a los tenedores de la LETE, sino a algunos de los que cobren el Bonar 24", evaluó Augusto Posleman, de Portfolio Personal Inversiones (PPI).

"Los que estén dispuestos a reinvertir van a repartirse entre la LETE y títulos corporativos, aunque otra parte saldrá afuera y se notará en las reservas", explicó Marcos Wentzel, directivo de Puente.

No casualmente al menú de opciones para reinvertir lo cobrado hay que sumar el título de deuda que ofrecerá también hoy YPF Energía Eléctrica, la compañía de generación de energía del gigante petrolero estatal, que busca captar US$50 millones mediante la emisión de una Obligación Negociable (ON) en dólares por vencer en 2 años que pagará intereses trimestralmente.

Para otros analistas existen buenas posibilidades que parte del pago se vuelque a la compra de títulos de la deuda soberanos a corto plazo, dado los precios a que cotizan. "Estamos viendo algo de reinversión en el propio Bonar 2024 o el Bonar 2020", indicó José Echagüe, de Consultatio.

La oferta oficial de opciones se completa con una reapertura de la Letra de Capitalización (Lecap) en pesos a vencer en apenas 49 días (28 de junio), es decir, un título que vence cuando se espera que comiencen a caer las liquidaciones vinculadas con la cosecha gruesa. Es un producto que intenta testear si, con el cambio en la estrategia cambiaria oficial, reaparece el apetito por el peso a estas tasas altas y en un contexto en que se espera una mayor calma del dólar.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.