Pagarán los reintegros a la exportación solo a los que liquiden los dólares

Con algo de oferta oficial, el dólar moderó ayer su alza
Con algo de oferta oficial, el dólar moderó ayer su alza Fuente: Archivo - Crédito: Silvana Colombo
Un decreto, que confirma la inquietud oficial por la escasa oferta de divisas, supedita esos pagos al cumplimiento estricto de los plazos dispuestos a comienzos de mes
Javier Blanco
(0)
24 de septiembre de 2019  

En una nueva demostración de la inquietud que le genera la escasa oferta privada de divisas, pese a las obligaciones impuestas desde inicios de mes a los exportadores para que liquiden esos dólares en el país, el Gobierno condicionó explícitamente el pago de los reintegros impositivos a las ventas externas a que las empresas, antes, descarguen en el mercado cambiario local los dólares obtenidos por esos envíos.

Las empresas exportadoras recibieron este año por este concepto reembolsos, aunque no siempre en tiempo y forma, por unos $25.000 millones hasta agosto, es decir, un promedio de $3100 millones por mes. Esos pagos pasan ahora a estar supeditados al cumplimiento estricto de los plazos contemplados en las nuevas normas para liquidar.

El "mecanismo de persuasión" quedó fijado ayer en la publicación en el Boletín Oficial del decreto 661, que lleva las firmas del presidente Mauricio Macri; del jefe de Gabinete, Marcos Peña; del ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, y de su par de Producción y Trabajo, Dante Sica. El Gobierno había comenzado a trabajar en la norma hace más de una semana, pero se decidió avanzar tras la reunión que el último jueves mantuvo el ministro Hernán Lacunza (acompañado por el presidente del Banco Central, Guido Sandleris) con una docena de representantes de grandes empresas exportadoras (estuvieron ejecutivos de Cargill, Dreyfus, Bunge, Vicentín, Molinos, Cofco e IDC, entre otras) para indagar sobre las causas de la escasa oferta de divisas.

Allí, según reconstruyó LA NACION, los empresarios dijeron que el promedio de ventas del sector seguirá en el rango que va de US$400 millones a US$500 millones por semana, que es el promedio que se viene registrando, y plantearon que la soja hoy retenida en el campo (se calculan unos 25 millones de toneladas, el doble de lo que se resguardaría en una situación "normal") difícilmente pueda ampliarlo, ya que no hay voluntad entre los productores de vender "antes de las elecciones presidenciales".

Pero los funcionarios insistieron en reclamarles un "mayor esfuerzo por incrementar la liquidación". La norma conocida ayer busca reforzar ese pedido. "Es una forma de aplicar más presión a los exportadores para que ingresen divisas", comentó una fuente del sector cerealero consultada por la medida.

La letra del decreto

El decreto conocido ayer establece que "el pago de los estímulos a la exportación previstos en la sección X de la ley 22.415 (Código Aduanero) y sus modificaciones estará sujeto a que los exportadores hayan previamente ingresado al país y/o negociado en el mercado de cambios las correspondientes divisas, de acuerdo con la normativa vigente".

Se refiere al régimen de restitución total o parcial de los importes que se hubieran pagado por derechos de importación y tasa de estadística, "siempre que la mercadería fuere exportada para consumo tras haber sido sometida en el territorio aduanero a un proceso de transformación, elaboración, combinación, mezcla, reparación o cualquier otro perfeccionamiento", fijados por el decreto 177/85 y sus modificaciones. Pero también refiere al régimen de reintegro total o parcial de los importes que se hubieran pagado en concepto de tributos interiores en las distintas etapas de producción y comercialización, para aquellos exportadores de mercaderías, nuevas sin uso, manufacturadas en el país, según explica la nueva norma.

En agosto de 2018, en medio de la fuerte devaluación del peso, el Gobierno ya había dispuesto una rebaja en los reintegros impositivos para distintos productos.

Por ejemplo, para la carne, que tenía hasta 4%, pasaron a ser del 0,5% para grasa, 0,75% para menudencias y cortes con hueso y de 1% y 1,25% para cortes enfriados y congelados, respectivamente. Para la harina de trigo cayó del 3% al 0,75%. Además, en el caso de los quesos cayeron de 5% a 2,5%, y para la leche en polvo quedaron en 0,75 por ciento.

Algunos empresarios advertían que la medida será "inocua" porque esos pagos suelen tener demoras, algo más gravoso en tiempos de elevada inflación. Exportadores de carne bovina, por caso, confiaron que ahora están cobrando reintegros por ventas al exterior hechas en julio.

De la norma y sus implicancias

Requisito para cobrar

Según el decreto 661/2019, "el pago de los estímulos a la exportación previstos en la sección X de la ley N° 22.415 (Código Aduanero) y modificaciones estará sujeto a que los exportadores hayan previamente ingresado al país y/o negociado en el mercado de cambios las correspondientes divisas de acuerdo con la normativa vigente".

La caja "condicionada"

Las empresas exportadoras cobran reembolsos por unos $3100 millones al mes por este concepto, pagos que ahora quedan supeditados a que hayan liquidado previamente los dólares obtenidos por la venta al exterior en la plaza local en los tiempos fijados por las nuevas normas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.