Punta Arenas, la ciudad chilena que no se enteró del cepo al dólar en Argentina