Se alargó el rebote por la dolarización y la Fed