Mercados. Todo gira al compás del dólar paralelo