Tras la volatilidad de la semana pasada, el dólar suma tres días sin cambios