Opinión / Al margen de la semana. Turismo más caro para todos