Duhalde intentará frenar el fallo de la Corte

(0)
28 de noviembre de 2002  

El gobierno del presidente Eduardo Duhalde tomó ayer como una virtual declaración de guerra el posible acuerdo en la Corte Suprema para ordenar que los bancos devuelvan los depósitos reprogramados en la moneda de origen, mayoritariamente en dólares, y sin dilación alguna.

Pero los hombres de Duhalde no se quedaron cruzados de brazos. De inmediato comenzaron las operaciones políticas para que el máximo tribunal recapacite y "tome conciencia de lo que va a hacer", según reveló un alto funcionario del Poder Ejecutivo.

Para la Casa Rosada, un fallo semejante de la Corte significaría "la hiperinflación en 24 horas" y la "quiebra masiva" del sistema financiero. Según trascendió, el jefe del Gabinete, Alfredo Atanasof, los hombres del ministro de Economía, Roberto Lavagna, y el presidente del Banco Central, Aldo Pignanelli, tomaron contacto apenas conocieron la noticia.

La postura oficial de la Casa Rosada es la de respetar la división de poderes y no inmiscuirse en las decisiones de la Corte Suprema. Sólo Atanasof, consultado por LA NACION, dijo: "No vamos a opinar antes de que salga el fallo. Nunca lo hicimos. Pero el fallo significaría volver atrás con la estabilidad que hemos logrado".

Entretanto, los colaboradores más cercanos al Presidente comentaron, en estricta reserva, que la hipotética resolución de la Corte Suprema sobre la redolarización de los depósitos es parte de la pelea que Duhalde mantiene con su adversario interno en el PJ, Carlos Menem. De hecho, los ministros de la Corte que impulsan esa solución forman parte de la denominada mayoría automática menemista.

Pero los funcionarios del duhaldismo se preguntaban por qué se había sumado a ellos el juez Carlos Fayt.

El voto de Fayt sería el quinto sobre un total de nueve ministros. Los que sí fueron vinculados históricamente con Menem son los otros jueces que apoyan la dolarización de los depósitos: Julio Nazareno, presidente de la Corte Suprema; Eduardo Moliné O´Connor, Adolfo Vázquez y Guillermo López. Según adelantó ayer LA NACION, los jueces pusieron como fecha tentativa para decidir el asunto el 10 de diciembre próximo.

Por eso, el ministro de Justicia, Juan José Alvarez, comenzó ayer a desarrollar febriles negociaciones para disuadir a los ministros de la Corte, o al menos a parte de ellos, para que recapaciten sobre su hipotética decisión.

"No creemos que la Corte incurra en ese fallo. Dicen que juntaron cinco votos, ahora vamos a ver. Para ellos tendría un costo muy alto", aseguró un ministro. "Ellos saben lo que implica y no vamos a hacer docencia justo ahora", agregó, con ironía.

El Gobierno asegura que los ahorristas atrapados en el corralón, posibles beneficiarios de la dolarización de depósitos, sólo suman US$ 9000 millones. Además, estiman que un fallo semejante de la Corte supondría la redolarización judicial de las deudas pesificadas, lo que multiplicaría esos montos por 3,5. "Los deudores son unos 7 millones, y no van a querer enfrentarlos", advirtió un allegado al Presidente.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.