Economía busca acordar cómo pagar los fallos