Economía destinará una parte de los 5000 millones como colchón financiero

Así lo confirmó el viceministro de Economía, Daniel Marx, y agregó que un porcentaje del dinero también reforzará las reservas del Banco Central
(0)
27 de agosto de 2001  • 15:13

El viceministro de Economía, Daniel Marx, afirmó hoy que parte de los 5.000 millones de dólares que aportará el Fondo Monetario Internacional (FMI) serán empleados, en "una parte importante" para reforzar las reservas del Banco Central, y además como "colchón" financiero para el sector público.

Aclaró que si bien "no hay nada concreto" respecto al empleo que se le daría al envío de los 3000 millones remanente comprometidos por el organismo para atender el pago de deuda o servicios de la misma, la Argentina podría "pedirlos anticipadamente" en el caso de llegar a un programa para atender la cancelación de compromisos externos.

El viceministro sostuvo que el Déficit Cero será plasmado en la Carta de Intención que la Argentina elevará al FMI, junto a "cuales serían las metas trimestrales que tendríamos para el resto del año, congruentes con esta nueva iniciativa".

Agregó que los compromisos que se acordaron con el Blindaje, tales como la reforma previsional y la desregulación de las obras sociales, "están vigentes, y reforzados" con la propuesta de alcanzar el equilibrio entre ingresos y erogaciones.

Las medidas ya acordadas en el anterior acuerdo con el FMI "están vigentes, aunque suspendidas en la práctica de acuerdo a la que va a ser la evolución en el ámbito judicial".

El funcionario señaló que "entre hoy y mañana" el Ministerio de Economía quedaría definido que proporción de los 5000 millones de dólares tendrán por destino el Banco Central para reforzar las reservas y qué monto sería utilizado como "colchón" financiero del sector público.

Marx afirmó que "el dinero ingresa al BCRA, y de esos (5000 millones) una parte a definir va a utilizarse como colchón del mismo sector público y otra, la más importante, va a quedar directamente como reservas propias del Central".

Añadió que los fondos tendrán por objeto "bajar la vulnerabilidad" que presentan las cuentas del Estado nacional y, por ende, aclaró que el "uso de caja", que se le daría a parte de los fondos provistos por el FMI, tendrá como destino "incrementar un poco los saldos técnicos de caja que pueda tener el mismo sector público para su funcionamiento".

Reconoció que "la vida sería más difícil sin este financiamiento que teniéndolo" y admitió que pese a los fondos acordados "seguimos teniendo que enfrentar una situación complicada".

Respecto a los 3000 millones que dispondría el Fondo para aplicar en un programa de recompra de deuda o rebaja de los servicios de estos compromisos, Marx aclaró que, de alcanzarse algún programa con los acreedores argentinos, es probable que se pida un adelanto de estos fondos, cuya primara cuota debería llegar en marzo.

"Vamos a ver cual es la manera más eficiente de utilizarlo", explicó el funcionario.

Agregó que las nuevas metas acordadas con el FMI, que contemplan fundamentalmente el cumplimiento del Déficit Fiscal, serán monitoreadas "trimestralmente", y estimó que en el 2002 el equilibrio de las cuentas públicas se buscará concretar "de la manera más suave posible".

"Tenemos que estar en cero continuamente", afirmó.

Fuente: DyN

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.