Suscriptor digital

Economía se opone al retorno de la jubilación estatal

Gerchunoff dijo que no comparte el proyecto de Melchor Posse.
(0)
31 de marzo de 2000  

Hora tras hora crecen las diferencias en el seno del Gobierno por el proyecto que impulsa el secretario de Seguridad Social, Melchor Posse, para que los afiliados a las administradoras de fondos de jubilación y pensión (AFJP) puedan volver al régimen estatal de reparto.

"Creemos básicamente en el sistema actual de jubilaciones, y si se abre por un tiempo corto un período de revisión de las decisiones que la gente tomó en el pasado, será simplemente para que las ratifiquen", dijo a La Nación el jefe de asesores del Ministerio de Economía, Pablo Gerchunoff.

El funcionario destacó que si finalmente el Gobierno decide abrir esa posibilidad, será por un plazo no mayor a 90 días, y como parte de una reforma previsional profunda "que aumente la solvencia del Estado y haga viable al sistema jubilatorio" a largo plazo.

Gerchunoff espera que haya un traspaso "minúsculo" al régimen público de afiliados actuales al sistema privado.

Esa opinión choca con la de Posse, el principal impulsor de esa medida, que proyecta abrir un período de entre 6 meses y un año para que los cerca de 9 millones de afiliados que tienen las AFJP puedan revisar, por única vez, su decisión y regresar al régimen estatal.

Posse cree que habrá un millón de personas que regresarán al régimen de jubilación pública, un número que ni siquiera es considerado en el Ministerio de Trabajo, ámbito natural de la secretaría que ocupa el ex intendente de San Isidro.

"Es una locura pensar en ese número" de posibles traspasos, comentó a La Nación una alta fuente de la cartera laboral.

Sin aumento

Por su parte, Gerchunoff aseguró que el Gobierno "no pondrá el sistema público a competir con las AFJP. Tiene que quedar claro que no estamos deseando que los afiliados vuelvan al sistema público para financiar un eventual aumento de las jubilaciones actuales, cosa que no va a ocurrir porque no tenemos dinero para hacerlo", aseguró el jefe de asesores de la cartera de Economía.

"Aquí no hay marcha atrás en cuanto a los pilares del sistema vigente en la Argentina", dijo el colaborador de Machinea.

Por esa razón, dijo Gerchunoff, "no vamos a hacer propaganda en favor del retorno al sistema estatal". El asesor de Economía afirmó que la reforma del sistema previsional que proyecta la administración de Fernando de la Rúa está integrada por medidas de fondo "que van a consolidar el sistema". Pero, ratificó, no será una vuelta atrás.

La iniciativa de Posse también está basada en un proyecto de la diputada de la Alianza María América González, que cuenta con la aprobación de la Cámara de Diputados.

Pero la legisladora del Frepaso por la Capital Federal pretende que la posibilidad del retorno al sistema estatal sea permanente.

El actual régimen jubilatorio privado tiene cerca de 9 millones de afiliados, aunque menos de la mitad cumple regularmente con los aportes mensuales.

De cada 10 nuevos ingresantes al mercado laboral, sólo 2 eligen el régimen público. La reforma previsional entró en vigor en 1994, después de una durísima polémica en el Congreso.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?