Economía y el PJ acordaron un plan para refinanciar deudas hipotecarias

El proyecto de ley establece diferencias según las características de los deudores que están en mora
Laura Serra
(0)
28 de septiembre de 2005  

El justicialismo en la Cámara de Diputados avanzó ayer en un acuerdo con el Ministerio de Economía para impulsar un proyecto de ley para refinanciar las deudas hipotecarias en mora, un problema que afecta a alrededor de 15.000 deudores.

La propuesta, que en sus trazos generales era apoyada anoche por kirchneristas y duhaldistas, sería debatida hoy en el recinto si se termina de afinar su redacción. La sesión dependerá, en parte, de que el radicalismo acepte tratar la nueva iniciativa y garantice, así, el quórum necesario. Anoche, el principal partido de la oposición, que había pedido para hoy una sesión especial para impulsar la suspensión de los remates hipotecarios durante un año, analizaba la nueva oferta que elevó el PJ.

De hecho, la presión que ejercieron algunos bloques de la oposición junto con el duhaldismo a favor de la suspensión de los remates obligó al oficialismo (que ya no tiene mayoría propia desde que se fisuró el PJ) a ofrecer una alternativa. Finalmente, ayer hubo fumata y tanto duhaldistas como kirchneristas se atribuían los méritos. La propuesta oficial contempla dos aspectos esenciales, de acuerdo con las características del deudor:

l Deudores del Banco Hipotecario Nacional: contempla una quita del 42% nominal del total adeudado, a la vez que el fiduciario (Banco Nación) cancelará el saldo de capital pendiente de pago mediante un bono a 10 años y observará para con el deudor las condiciones originales del mutuo hipotecario. En ningún caso los pagos que por cuota de refinanciación efectúe el fiduciario al acreedor superará el valor de mercado del inmueble.

l Deudores del actual sistema de refinanciación (ley 25.798): contempla la fijación judicial de una audiencia entre las partes y el Banco Nación (legitimado legalmente para actuar en su calidad de fiduciario del fideicomiso para la refinanciación hipotecaria) para que ofrezca pagar al acreedor el monto adeudado con el tope del sistema de refinanciación hipotecaria. En el caso de que la audiencia fracase, se autoriza al Banco Nación a concurrir al remate y ofertar o participar hasta el monto de la deuda y financiar luego al deudor la operatoria.

Igual tratamiento se prevé para aquellos préstamos que no hubieran entrado al sistema y tengan sentencia de remate, cuando la parte acreedora no sea una entidad financiera.

La iniciativa se discutió ayer en el Ministerio de Economía entre una delegación de legisladores -integrada por kirchneristas y duhaldistas- junto con el secretario de Coordinación Técnica, Leonardo Madcur; el secretario de Gabinete y Relaciones Parlamentarias, Juan Carlos Pezoa, y otros funcionarios del Poder Ejecutivo.

"Propuesta superadora"

"Esta propuesta es superadora de la que pretende discutir la oposición cuando plantea la suspensión de las ejecuciones hipotecarias. Abarca a buena parte de los afectados", coincidieron Osvaldo Nemirovsci y Jorge Argüello, dos de los jefes del bloque del PJ.

En el duhaldismo consideraban que, de no haber sido por la presión que ejercieron sobre el Gobierno para solucionar este problema, el Ministerio de Economía no hubiera hecho una oferta alternativa. "Nosotros apoyábamos la suspensión de los remates porque había miles de deudores en una situación muy delicada. Como en el oficialismo sabía que podían perder la discusión, ofrecieron esta propuesta que, en líneas generales, acordamos", afirmaron las diputadas duhaldistas Graciela Camaño -que participó de la reunión en el Ministerio de Economía- y Marina Cassese.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.