Economistas advierten que el déficit fiscal traerá problemas

Desconfían de que el Gobierno vaya a aplicar algún ajuste, ya que tendría que asumir costos políticos; son optimistas a mediano plazo
Florencia Donovan
(0)
5 de junio de 2014  

Entre los economistas coinciden en que a mediano plazo sobran razones para ser optimistas respecto de la economía argentina. Sin embargo, advierten que, en el corto, habrá más de una turbulencia. Y, aunque descartan una crisis, afirman que será difícil que el Gobierno pueda evitar hacer un ajuste -lo que se traducirá en más recesión-, a no ser que consiga financiamiento en el exterior.

"Si consigo los dólares voy a hacer el menor ajuste posible del tipo de cambio, de tarifas, y voy a tratar de ganar la mayor popularidad posible. El énfasis va a estar en eso", dice el economista Ricardo Arriazu.

Según Arriazu, que participó ayer del 31er Congreso Anual del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF), desde el punto de vista financiero, el Gobierno ya hizo casi todo lo que había por hacer, con la devaluación y el aumento en las tasas de interés. Sólo le quedaría limitar el financiamiento del Banco Central y resolver el problema de los holdouts. Pero, advierte, desde el punto de vista macroeconómico, "falta hacer todo". "El problema -indica Arriazu- es que son todas medidas impopulares. Creo que si no se consigue la plata se harán; si no, no. De eso dependerá la economía en el segundo semestre."

El principal problema macroeconómico en el corto plazo, coinciden los economistas, es el creciente déficit fiscal, ya que, mientras que el gasto crece al 46% anual, la recaudación avanza rezagada al 37%. Esto es, en definitiva, lo que termina alimentando la inflación.

"En el primer trimestre la tasa de inflación fue de entre el 40 y el 50 por ciento anual", dijo Arriazu. "En el segundo trimestre ya baja al 2 por ciento mensual. Pero después va a depender del financiamiento y de la situación fiscal, que sigue empeorando", explicó el economista, que ya anticipa que, por ejemplo, este año los subsidios van a ser superiores a los del año pasado.

En la misma línea, el economista Miguel Kiguel, director de Econviews, sostuvo que la inflación se estabilizará en torno al 2% mensual. Pero, advirtió, "si bien la situación cambiaria se está tranquilizando, a la larga, con estos niveles de inflación, habrá que seguir devaluando. Mejor sería que no se hiciera de forma espasmódica".

Kiguel prevé una contracción de la economía del 2% en 2014, ya que, dijo, la posibilidad de que el Gobierno aplique políticas contracíclicas es hoy nula porque la inflación le pone un techo a la emisión y a la devaluación. Y con el riesgo país actual -sólo comparable al de Venezuela o Ucrania- tampoco parece probable conseguir tanto financiamiento.

Carlos Melconian, director de M&S Consultores, coincidió: "El ajuste fiscal el Gobierno no lo ha empezado. Ésta es la cuenta insostenible". Según el economista, el Gobierno aplicó un ajuste a comienzos de año por el problema de las reservas, pero consideró que la causa de todo es el déficit fiscal, que es lo que hasta ahora no se atacó. "[El Gobierno] está sometiendo a un ajuste al sector privado en lugar de hacer su propio ajuste", sentenció el economista de Pro.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.