Economistas prevén una suba de la inflación y creen que el Gobierno debe aplicar medidas fiscales para frenarla