Repercusiones en los mercados de capitales. Ecos positivos afuera y adentro