Eduardo Costantini: "El crédito hipotecario representa 0,5% del PBI y debería llegar a 8 o 10%"

El presidente de Consultatio proyecta inversiones por US$ 500 millones; según dice, están bien dados los pasos del Gobierno en busca de un mejor resultado fiscal
Esteban Lafuente
(0)
24 de diciembre de 2017  

Eduardo Costantini es uno de los hombres más activos del mercado inmobiliario local. Los más de US$ 210 millones invertidos recientemente en terrenos en Puerto Madero, Monserrat y Catalinas se suman a inversiones en curso en Nordelta y a otros proyectos que, según él estima, demandarán desembolsos superiores a los US$ 500 millones. "Hay nuevas expectativas en la Argentina", dijo el presidente de la firma Consultatio en diálogo con LA NACION, al analizar el sector.

Además de nuevas obras en Nordelta y de un proyecto junto a Alan Faena frente al Dique 2 de Puerto Madero, Costantini apostó fuerte en las subastas de terrenos estatales orquestadas por la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE). Por US$ 140,3 millones se quedó con 9600 metros cuadrados de tres parcelas en Catalinas Norte, un espacio que en los próximos años ampliará la codiciada zona de oficinas donde mantiene actividad desde principios de los 90. "Somos inversores estructurales de ese espacio. Estábamos esperando estas subastas desde 2015", cuenta.

Subasta Parcela 7 Catalinas Norte - 20 de diciembre

00:25
Video

Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo

Según el creador de Nordelta, la expansión del mercado de hipotecas, hoy concentrado en el mercado de viviendas usadas, dinamizará al segmento de nuevas unidades residenciales, aunque su mirada del mediano plazo pone el foco en el déficit fiscal y el endeudamiento.

-¿Cuál es su plan para los terrenos que adquirió en Catalinas?

-Es el gran proyecto de Consultatio en Capital Federal. Consolidamos las parcelas 5, 6 y 7 para construir idealmente dos piezas de 130 metros. Estimamos la obra comenzará en el segundo semestre de 2018 y demorará tres años. Estamos en proceso de selección del arquitecto. Los edificios en ese lugar balconearán sobre el rio. Queremos que el proyecto que posicione a Buenos Aires y sea un landmark de la ciudad.

-¿Cómo impactarán en la zona de Catalinas obras como el Paseo del Bajo o la activación de una línea del subte?

-Tendrá una nueva fisonomía y creo que lo va a consolidar como el lugar de oficinas más importante del país. Se agregan 200.000 metros de oficinas por todos los terrenos que habilitan para construir, con un tránsito que será más ordenado. Va a tener un impacto muy significativo, y con toda la recreación de las plantas se va a dar lugar a una actividad social y corporativa con negocios y paseos. Eso le va a dar un movimiento muy especial a esa zona.

Subasta de terrenos en Catalinas Norte 2 - 12 de diciembre

00:36
Video

-¿De cuánto es el monto que planean desembolsar?

-En conjunto, estos más de US$ 210 millones de inversión en la tierra van a dar lugar a una inversión de más de US$ 500 millones.

-¿Están analizando invertir en otras zonas en la ciudad?

-Estamos esperando a ver cómo avanza lo del Tiro Federal y viendo otros terrenos en Palermo, que ya se empezaron a vender. Son dos lugares que estamos mirando. En la parte residencial, tenemos foco en Oceana Puerto Madero, en marzo vamos a lanzar Oceana Nordelta sobre el lago central del barrio, y estamos viendo si el edificio del terreno en Huergo lo vamos a destinar a residencias o a usos múltiples.

Crédito: Street View

-¿Cómo analiza la evolución de los créditos hipotecarios?

-Es algo que permitirá dar un impulso muy fuerte a la construcción de viviendas, en barrios como los de la zona sur de la ciudad; es algo que va a llevar su tiempo. Vamos a ver una generación de proyectos residenciales en zonas donde antes no podían hacerse, porque al no tener acceso al crédito, las familias no podían pagar ese ticket y el mercado estaba concentrado en un segmento de alto poder adquisitivo. Así se acumuló un fuerte déficit de viviendas. Creo que el crecimiento del crédito es una muy buena noticia y las autoridades están acompañando, ocupándose de la simplificación de trámites.

-¿Considera que las tasas de crecimiento se pueden mantener?

-Sí, tienen que multiplicarse. Hoy representan medio punto del PBI y deberían llegar a 8% o 10%, pero es un proceso en el cual, si converge la macro, se transforma en un círculo virtuoso que lleva a que explote el crédito. Y eso impacta en el sector. Hoy el 90% del mercado de créditos va a reventa y lo que el Gobierno debería hacer es que un porcentaje creciente vaya a nuevos proyectos para disminuir el déficit de vivienda y aumente el crecimiento. Pero los proyectos tardan en materializarse. Los proyectos nuevos demandan tres o cuatro años y hay gente que busca mudarse ya.

-¿Cómo describiría la actualidad y el futuro del sector?

-Desde 2015, el mercado inmobiliario pasó de una faz recesiva a una expansiva. La faz negativa empezó cuando se instauró el cepo. Desde entonces se fue achicando, hasta que el mercado se dio vuelta con la expectativa del cambio de gobierno. Aún sin conocer el resultado de las elecciones, la expectativa era que la situación iba a mejorar. Nosotros vimos una fuerte recuperación en Nordelta, que siguió en 2016 y se siguió afianzando en 2017.

-¿Cómo ve el tipo de cambio?

-Sigo la macroeconomía y el dólar es una variable determinada. Lo que vemos es que el comportamiento fiscal es muy importante, y eso después deriva a la política monetaria, la tasa de interés y la factibilidad del éxito del programa macroeconómico. Por eso, es algo que también hay que monitorear. También seguimos la inflación. Las expectativas y la chance de éxito son buenas, pero estamos caminando en un sendero angosto, que tiene sus recovecos y que tiene que ser bien piloteado.

-¿Y qué ve a futuro?

-Soy optimista pero, por supuesto, no soy ingenuo. El Gobierno está atendiendo bien el escenario; por eso, las iniciativas de reforma laboral, el acuerdo fiscal, el intento de reducir el gasto en la administración central y el acuerdo con las provincias para limitar el gasto, para que el crecimiento vaya licuando el gasto público en relación con el producto bruto. Este modelo requiere que haya crecimiento económico y disciplina en el gasto, para que no sea necesario el ajuste. Eso licua el déficit y pone techo a la necesidad de endeudamiento para que la situación no se vaya de control, mientras el escenario financiero internacional se mantenga.

-¿Está en carpeta la expansión del Malba?

-Manejamos dos alternativas. Una es arrancar una nueva sede en el barrio 31, que es algo que estamos considerando muy seriamente. La otra apunta a crecer por debajo de la plaza. No son proyectos incompatibles, pero compiten uno con otro en términos presupuestarios. Ir al barrio 31 sería un primer paso para crecer. Sería un terreno a 400 metros del Four Seasons, que tenemos que terminar de estudiar y que tendría que pasar por su trámite legislativo, que duraría seguramente un año.

MINI BIO

Ocupación

Empresario, presidente de Consultatio Corporation, fundador del Museo Malba

Profesión

Licenciado en Economía (UCA), con un posgrado en la Universidad de East Anglia, en Inglaterra

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.