Educación, turismo y banca, tres sectores que apuestan a la innovación