El ahorro es necesario, dice la gente

Según un sondeo de LA NACION
(0)
29 de abril de 2004  

Necesario, tardío e insuficiente. Así definió el esquema de premios y castigos anunciado por el Gobierno la mayoría de las personas consultadas por LA NACION en un sondeo informal realizado ayer por la tarde en el Centro y en los barrios de Congreso y Tribunales.

"El ahorro de energía es necesario; no hay otra salida", dijo Marcos Bagnolo, un oficinista que esperaba pacientemente que le lustren los zapatos en la esquina de la avenida Corrientes y Libertad.

José, un jubilado de 65 años que tomaba un café en un bar de Corrientes y Montevideo, comentó que el esquema es insuficiente. "Es dar vueltas para no tomar la medida que tienen que tomar: subir las tarifas", sostuvo.

En la cola del colectivo para ir a La Plata, Virginia, una oficinista de 36 años, cree que este esquema se debió implementar antes. "Ahorrar energía es posible en cualquier hogar, pero no se entiende por qué esperaron hasta estar en emergencia", sintetizó.

"Tendrían que haber actuado antes", dijo Roque, de 61 años, dueño de un puesto de diarios en la esquina de la avenida Córdoba y San Martín. Por la avenida Callao al 300,

Julián, un comerciante de la zona de 31 años, se queja porque considera que siempre se ajusta en el mismo sector social: "Es lo mismo de siempre, ajustan a la gente que menos se queja".

Insuficiente

Su posición es compartida por Héctor, un inspector de colectivos que espera al próximo ómnibus en la avenida Córdoba a pocos metros de Florida. "Espero que por lo menos beneficie al pueblo que siempre es el que paga los platos rotos", destacó.

Alberto, un hombre de negocios de no más de 45 años que camina por Florida hablando por celular, está convencido de que esta medida no alcanza para mejorar el panorama energético. "Es insuficiente. Apenas alcanza para acallar las quejas de los países a los que les dejamos de exportar", agrega, mientras se acomoda una y otra vez el nudo de su corbata.

En la esquina de las avenidas Corrientes y Callao, Esteban, un hombre con apariencia de abogado de no más de 60 años que espera para cruzar la calle, afirmó: "¿Ahorrar? Pero si el Gobierno dice que no hay crisis. ¿Qué vamos a ahorrar", ironizó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.