El año cerrará con un déficit fiscal superior al 7% del PBI, según la AGN

El organismo difundió un informe que resalta que el desequilibrio fiscal alcanzó niveles récord
El déficit público cerrará el 2015 en niveles récord
El déficit público cerrará el 2015 en niveles récord Fuente: Archivo
El organismo difundió un informe que resalta que el desequilibrio fiscal alcanzó niveles récord
(0)
9 de noviembre de 2015  • 16:55

El dato no es alentador. La Auditoria General de la Nación (AGN) estimó que el déficit fiscal del 2015 será superior al 7% del PBI, un nivel récord que casi triplica al del año anterior y duplica lo estipulado en el presupuesto de este año.

En un informe difundido hoy a la prensa, el organismo resaltó que en los primeros seis meses del año se alcanzó un déficit de 100.000 millones. El gasto- precisó el organismo- podría ser superior ya que las estimaciones no toman en cuenta las típicas erogaciones durante un año electoral.

"Mientras que del lado de los ingresos suele recaudarse cerca del 50% en cada mitad del año, lo mismo no se aplica del lado del gasto ya que se gasta una mayor porción (el 60%) en la segunda mitad del año. Esto quiere decir que es muy probable que se acentúe el déficit en el segundo semestre", se señaló.

Como observaciones el informe resalta que los recursos aumentaron a una tasa del 25 por ciento interanual, en tanto que los gastos lo hicieron a un 40%. "Esto implica además que 2015 sería el séptimo año consecutivo con déficit fiscal", acota el informe.

Para el economista Nadin Argañaraz, director general del Instituto Argentino de Análisis Fiscal lo relevante es que en tan sólo un año se duplicó el déficit fiscal, incluso si no se consideran las utilidades del Banco Central, al pasar de 2,5 puntos del PBI a más del 7%. El déficit público además se da con una presión impositiva sin precedentes

"El grado de deterioro fiscal se está financiando en pesos a a través de la esterilización de las Lebacs o emitiendo pesos al fisco", sostuvo Argañaraz en diálogo con LA NACION.

El déficit provoca mayor necesidad de emisión monetaria e inflación y se produjo pese a que el Tesoro fue asistido por la Anses y el Banco Central.

El gasto público cierra el año en niveles récord al alcanzar los $2.300.000 millones, según las estimaciones del economsita José Luis Espert. Las erogaciones se componen de $900.000 millones en salarios de empleados públicos; $ 400.000 millones en jubilaciones; $ 350.000 millones en subsidios (de los que $ 100.000 millones son subsidios sociales y $ 250.000 millones son subsidios económicos dentro de los que están parte de las transferencias del Tesoro para financiar el déficit de las empresas públicas); $ 200.000 millones en bienes y servicios; $ 200.000 millones en obra pública; $ 100.000 en intereses de la deuda pública, y otros gastos por $ 150.000 millones.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.