Pulso económico. El apagón sigue y seguirá al acecho