El Banco Mundial y el FMI instan a abrir los mercados