El BBVA prevé mayor oferta de crédito

El director del banco para América latina dice que en la Argentina ya pasó lo peor
Javier Blanco
Luis Cortina
(0)
26 de febrero de 2004  

MADRID.- El Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) espera que su filial en la Argentina, el Banco Francés, se ponga pronto en regla con el Banco Central (BCRA) en cuanto a los requerimientos de capitales mínimos, aunque aún se discute cuál será la vía de adecuación.

En cuanto a la situación financiera prevista para este año, el banco espera un aumento "importante" de la actividad crediticia, con un incremento de la oferta por parte de las entidades que actúan en el mercado. Pero su apuesta más fuerte en América latina para este año está en México, donde espera concluir con éxito, a mediados del mes próximo, la compra de la totalidad de las acciones del Bancomer, con un aporte de US$ 4100 millones.

Las perspectivas para la región fueron abordadas por el director del BBVA para América latina, Vitalino Nafría Aznar, durante el seminario que la entidad está realizando aquí con motivo de la asamblea de accionistas del grupo que tendrá lugar pasado mañana en Bilbao.

"La Argentina ha sido un dolor de cabeza muy grande, pero hoy la situación es muy diferente. Lo peor ya ha pasado. El Ministerio de Economía y el Banco Central son muy conscientes de la situación de la banca luego de la pesificación y los amparos judiciales. Pese a todo, el Banco Francés estuvo muy activo en material comercial, con el lanzamiento de nuevos productos, y cumplirá con el régimen de capitales mínimos" que exige el Banco Central, resumió el directivo.

El organismo monetario, que preside Alfonso Prat-Gay, está discutiendo con el Francés los números del patrimonio del banco. Su patrimonio neto, según datos del BCRA a diciembre, es de $ 1750 millones, lo cual lo eximiría de cualquier comentario. Pero de esa cifra, $ 1702 millones corresponden a participaciones del grupo en otras sociedades, básicamente, una filial en la isla de Gran Caymán (que, los técnicos del Central ubican en torno de los $ 1400 millones y fuentes del Francés en un número menor) y la AFJP Consolidar. Las normas oficiales indican que ese monto no puede considerarse como parte de la responsabilidad patrimonial computable (RPC).

Para compensarlo, el BBVA-Francés hizo una propuesta que las autoridades del Central están estudiando. Según coincidieron directivos del banco y una alta fuente del ente monetario consultada en Buenos Aires, "hay un compromiso de inyectarle capital al banco".

En las reuniones posteriores al encuentro del presidente del BBVA, Francisco González, con Néstor Kirchner en Madrid, a fines de enero, la entidad habría solicitado una dispensa para poder computar el dinero depositado en Caymán (adonde fue girado en condiciones totalmente legales antes de diciembre de 2001) como capital del Francés, propuesta que fue desechada por el Gobierno.

Opciones en estudio

Consultadas fuentes del BBVA, no quisieron dar mayores precisiones sobre la propuesta en discusión, dado lo confidencial de las negociaciones.

"No podemos decir cómo se va a hacer la capitalización, pero hay varias opciones en estudio", dijo Nafría Aznar cuando LA NACION le preguntó sobre el tema.

El director de América latina afirmó que en la región "están mejorando las condiciones para que asistamos a una mayor expansión de la inversión crediticia", debido al crecimiento económico en 2004 (ver aparte).

La recuperación del crédito será más lenta en la Argentina, pronosticó Nafría Aznar, "debido a que tiene el problema pendiente de la reestructuración de su deuda, pero ya hay indicios alentadores, con la mayor oferta de productos del BBVA y otros bancos, especialmente en el segmento de préstamos hipotecarios".

En cuanto a la reestructuración de la deuda, la entidad, igual que la mayoría de los agentes del mercado, considera "un avance importante" la reciente designación del sindicato de bancos que asesorará al Gobierno en ese proceso.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.